CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

ONG Foro Penal denuncia muerte de indígena detenido en Venezuela por falta de atención médica

Por Osmary Hernández

(CNN Español) — La organización no gubernamental venezolana Foro Penal informó este domingo de la muerte de Salvador Franco, miembro de la etnia pemón, en el Internado Judicial El Rodeo II, ubicado en el estado Miranda, quien según esta ONG no habría recibido la atención médica solicitada.

Alfredo Romero, director presidente de Foro Penal, aseguró que desde noviembre se había pedido su traslado a un centro de salud debido a “su delicado estado” y que pese a contar con una orden judicial de traslado emitida por un tribunal el 27 de noviembre, nunca se concretó.

Franco, de 44 años, se desempeñaba como guía turístico en la Gran Sabana. Fue detenido junto con otros 12 indígenas el 30 de diciembre de 2019 por su presunta participación en el asalto al fuerte militar Mariano Montilla en Luepa, en el sureño estado Bolívar. Todos son considerados por la oposición como “presos políticos” y se declaran inocentes de las acusaciones.

Abogado había alertado sobre el “grave estado de salud” de Franco

El abogado de Franco, Olnar Ortiz, miembro del Foro Penal Venezolano, afirmó en su cuenta en Twitter que “el régimen lo dejó morir”. Ortiz tenía semanas alertando por redes sociales del “grave estado de salud” de Franco y también condenó las que considera violaciones al debido proceso.

CNN ha solicitado comentario al Ministerio de Comunicación e Información, al Ministerio de Asuntos Penitenciarios y al Ministerio Público. Aún no ha recibido respuesta alguna.

publicidad

En el caso se llevaron a cabo las audiencias de presentación y preliminar, pero nunca comenzó formalmente el juicio. Ortiz aseguró que, en este caso, el argumento para postergar las audiencias responde fundamentalmente a la pandemia de covid-19.

El abogado defensor denunció además que, al igual que los otros detenidos del caso, Franco sufrió torturas al momento de la detención en el estado Bolívar y durante su traslado a Caracas. Aseguró que, a partir de ese momento, comenzaron sus padecimientos de salud, según la versión de los detenidos.

Ortiz señaló que personal médico del Centro Penitenciario aseguró que Franco comenzó a padecer trastornos gastrointestinales tras haber contraído amibiasis. Agregó que como abogados tuvieron acceso al resultado de exámenes de sangre y a un informe médico realizados en el penal que recomendaba exámenes especializados, entre ellos una placa de tórax que, asegura, no se realizó.

Destacó que hay fallas de agua potable en el centro penitenciario y que adicionalmente hubo restricciones para que les permitieran el ingreso de alimentos al penal, según la información que asegura le ofrecieron sus familiares y que dice haber verificado como abogado defensor. CNN no ha podido confirmar de forma independiente esta información.

Solicitan apoyo para el grupo que permanece detenido

Liset Franco, hermana del indígena fallecido, había informado mediante un video difundido en Twitter el 22 de diciembre sobre el estado de salud de Franco. En otro video difundido este domingo pidió ayuda entre lágrimas para el traslado del cuerpo de Franco a su tierra natal. De igual forma, solicitó apoyo a la comunidad internacional para el grupo de personas que permanecen detenidas.

Sus familiares aseguran que no tenían un diagnóstico preciso de las dolencias de Franco, pero que habían advertido sobre su pérdida de peso, que se quejaba de dolores en los huesos y en la columna y que adicionalmente presentaba problemas gastrointestinales.

A las puertas de la morgue de Guarenas, en las afueras de Caracas, estaba Felicia Pérez. Como amiga de la familia expresó que se encuentran “pasando un dolor tan grande”.

“Tememos por la vida de los 12 que se quedan allá en El Rodeo”, añadió en otro mensaje difundido en la cuenta de Twitter de Alfredo Romero.

En nombre de los familiares de los indígenas detenidos, reiteró la exigencia de libertad para evitar que ellos lleguen a ese extremo. Pidió “respeto a los derechos consagrados en la Constitución” de los 12 que permanecen detenidos por ese mismo caso.