CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Estos son los arrestos clave hechos hasta ahora por el asalto al Capitolio

Por Marshall Cohen, Katelyn Polantz

(CNN) — Veinte personas acusadas de cargos federales relacionados con el asalto mortal pro-Trump al Capitolio de Estados Unidos la semana pasada han sido arrestadas en todo el país desde la insurrección. Las acusaciones muestran el peligro de la turba.Algunos de ellos están acusados de llevar armas y bombas al Capitolio, un indicativo del extremismo de parte de la multitud. A otros se los fotografió saqueando el edificio, sonriendo mientras posaban con objetos del Congreso como el atril de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, o en el escritorio de su personal, o se jactaban públicamente la incursión violenta y destructiva.

Arrestados tras disturbios en el Capitolio tenían armas y bombas

Las acusaciones más alarmantes hasta ahora parecen aquellas contra Lonnie Coffman, un hombre de Alabama acusado después de que las autoridades encontraron 11 bombas caseras, un rifle de asalto y una pistola en su camioneta estacionada a dos cuadras del Capitolio. El camión estuvo allí toda la mañana durante el mitin a favor de Trump, y a Coffman lo arrestaron cuando intentaba regresar al vehículo después del anochecer.

En otra demanda sorprendente, a Cleveland Grover Meredith Jr. lo acusan de escribir en mensajes de texto que quería dispararle a Pelosi y que había traído cientos de municiones y tres armas a Washington tras haber conducido desde Colorado, según los documentos judiciales.

El domingo por la noche, las autoridades hicieron dos arrestos más por lo sucedido en el Capitolio. Detuvieron a Eric Munchel de Tennessee y Larry Rendell Brock de Texas. Ambos habían llamado la atención en línea por fotos que los mostraban con chalecos antibalas dentro del edificio del Capitolio. También se los veía llevando lazos de plástico con los que se podía sujetar a una persona.

Legisladores describen cómo fue el ‘terror’ en el Capitolio

A medida que surgen nuevos detalles, se ha vuelto obvio que los legisladores enfrentaban un peligro más inminente de lo que se veía cuando se desarrolló el ataque en televisión en vivo.

«Lo que pasaba por mi cabeza era francamente terror», dijo la representante demócrata Susan Wild en ‘New Day’ de CNN la semana pasada, después de tener que refugiarse en el piso de la Cámara de Representantes.

publicidad

«Estábamos atrapados (…). Tenía un bolígrafo en el bolsillo que podía usar como arma y también estaba buscando otras armas» cuando la multitud atroz irrumpió en el edificio, dijo también en ‘New Day’ de CNN el representante demócrata Jason Crow, quien se desempeñó como ranger en Iraq y Afganistán.

El principal fiscal federal de Washington, Michael Sherwin, dijo que esperaba que se pudiera acusar a cientos de personas después del ataque. Es posible que las investigaciones para entender lo sucedido completamente lleven meses.

«No me sorprendería si encontramos afiliaciones sueltas de grupos que estaban organizados y tenían planes en marcha», dijo Sherwin el domingo. «Vimos en algunos de estos individuos que identificamos… parecen casi paramilitares, ¿no? Tienes el uniforme, tienes la comunicación, tienes toda la parafernalia. Esas (cosas) muestran indicios de afiliación y mando y control. Así que creo que vamos a encontrar esos distintivos», explicó.

También acusaron a los agitadores que se volvieron virales en las redes

Hasta ahora, uno de los acusados federales, Jacob Chansley —quien entró al Capitolio sin camisa, con un tocado de piel de oso, pintura en la cara y cuernos y se lo vio en muchas imágenes de la multitud—, ya le dijo al FBI que llegó a Washington «como parte de un esfuerzo grupal, con otros ‘patriotas’ de Arizona, a pedido del presidente de que todos los ‘patriotas’ vengan a Washington el 6 de enero de 2021», según documentos judiciales.

Otros acusados de participar en el enfrentamiento como el fundador de Proud Boys Hawai, Nick Ochs, y Joshua Pruitt, a quien se identificó en un video de noviembre recitando un juramento a los Proud Boys, parecían haberse aliado con grupos marginales como Proud Boys y QAnon, que han seguido a Trump.

Otras personas a las que se no acusó de delitos perdieron sus trabajos por asistir al mitin en el que habló Trump. Un hombre, Derrick Evans, renunció al escaño que había ganado recientemente en la Cámara de Delegados de Virginia Occidental después de que los fiscales federales lo acusaron. Dijo que asumía la responsabilidad de sus acciones, que supuestamente incluyeron transmitir en vivo su entrada al edificio del Capitolio y gritar «¡Estamos adentro! ¡Estamos adentro, baby!». Más tarde, un hombre se le acercó, le estrechó la mano y le dijo: «Bienvenido al Congreso».

Próximos pasos tras los arrestos por el asalto al Capitolio

Varios de los acusados comparecerán ante la corte para los procedimientos iniciales y las audiencias de detención en los próximos días. Es probable que se produzcan más arrestos que pueden revelar cuán armados y preparados estaban otras personas que formaban parte de la multitud.

Ninguno de los 20 acusados federales ha sido procesado formalmente todavía por un gran jurado. Este proceso probablemente proporcionará más detalles públicos sobre la gravedad del asalto.

La investigación criminal de amplio alcance todavía se encuentra en sus primeras etapas. Sherwin dijo el domingo que se podría acusar a cientos de personas. Mientras tanto, el FBI ha publicado más de 40 imágenes de personas dentro o alrededor del Capitolio que busca ayuda para identificar.

Estas incluyen a un hombre sospechoso de colocar bombas de tubo fuera de los edificios de las sedes del Partido Republicano y Demócrata cerca del Capitolio. El FBI ofrece una recompensa de hasta US$ 50.000 por ayudar a encontrar a la persona.