CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Toma de posesión

Refuerzan seguridad en varios estados y ciudades antes de la toma de posesión de Biden tras pequeñas protestas el fin de semana

Por Dakin Andone

(CNN) — Las manifestaciones en las capitales estatales de Estados Unidos se silenciaron este fin de semana después de las advertencias de protestas armadas. Pero algunos funcionarios han indicado que permanecerán atentos en los días previos a la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden.

«Estamos preocupados por toda la semana, no solo hoy», dijo este domingo el jefe de Policía de Lansing, Michigan, Daryl Green, después de que una multitud de manifestantes y contramanifestantes se reunieran en los terrenos del Capitolio estatal.

Se vieron pocos manifestantes, si es que hubo alguno, en otras capitales estatales, incluidas California, Colorado, Georgia, Illinois, Minnesota, Pensilvania, Tennessee y Wisconsin.

Las multitudes que estaban presentes eran solo una fracción de las multitudes pro-Trump que convergieron en Washington a principios de este mes, cuando una protesta se convirtió en un motín mortal en el Capitolio de Estados Unidos. Muchas de las manifestaciones del domingo fueron eclipsadas por las filas de la policía que montó guardia para evitar que se repitieran los disturbios en el Capitolio.

«Queríamos asegurarnos de que lo que sucedió en Washington no sucediera aquí en Michigan», le dijo a CNN el teniente Michael Shaw, de la Policía Estatal de Michigan, «así que pusimos mucha más seguridad afuera, mucha más seguridad visible de lo que normalmente sería allí».

publicidad

Los manifestantes se paran el domingo con sus armas largas cerca del Capitolio en Lansing, Michigan.

Aún así, líderes estatales y locales, así como los de Washington, están en alerta máxima, y las medidas de seguridad permanecen vigentes hasta el día de la toma de posesión, particularmente en la capital de Estados Unidos.

Durante el fin de semana, las calles de Washington fueron fortificadas aún más, rodeadas por vallas y miembros de la Guardia Nacional. Hasta el domingo por la noche, 17.000 efectivos estaban desplegados, según el portavoz de la Guardia Nacional, el mayor Aaron Thacker.

Muchos de los monumentos y edificios de la capital son inaccesibles, incluido el Explanada de Washington, que permanecerá cerrada al menos hasta el jueves. El icónico césped que se extiende desde el Capitolio hasta la Casa Blanca, típicamente un área de observación para las tomas de posesión presidenciales, estaba desierto el domingo, algo que el portavoz del Servicio de Parques Nacionales, Mike Litterst, dijo a CNN que era «sin precedentes, casi surrealista».

Los miembros de la Guardia Nacional vigilan el domingo en una calle de Washington.

«Pero se está haciendo», dijo, «para garantizar que se cumpla el mandato constitucional de un traspaso pacífico del poder el 20 de enero».

Las protestas del fin de semana antes de la toma de posesión de Biden fueron tranquilas

Las autoridades de seguridad se prepararon para posibles disturbios este fin de semana después de que un boletín interno del FBI advirtiera que tales manifestaciones estaban siendo planeadas en las 50 capitales estatales hasta al menos el miércoles.

Pero las protestas fueron en gran parte pequeñas, con manifestantes, algunos de los cuales estaban armados, ampliamente superados en número por la policía.

Una ligera nevada cayó el domingo por la mañana en Lansing, Michigan, pero se estima que 75 manifestantes y 40 contramanifestantes se presentaron en la Cámara de Representantes del estado. Algunos portaban armas de fuego y chalecos antibalas, pero las protestas siguieron siendo pacíficas, dijeron las autoridades.

En Texas, alrededor de dos docenas de manifestantes armados se reunieron cerca del Capitolio estatal en Austin, pero se manifestaron en apoyo de los derechos de la Segunda Enmienda, dijo el organizador, no en protesta por los resultados de las elecciones presidenciales.

En Denver, el manifestante Larry Woodall dijo que estaba decepcionado por la baja participación de la protesta del domingo. Si bien aceptó que Biden tomará posesión, Woodall dijo que quería mostrar su apoyo a Trump y sugirió que votaría por Trump en 2024 si se postulaba para presidente nuevamente.

«Donald Trump no es un mal tipo. Realmente no lo es», dijo Woodall a CNN, y agregó que se oponía a la violencia que se vio este mes en el Capitolio de Estados Unidos.

Aproximadamente una docena de personas, incluidas algunas que tenían carteles en contra de Trump, estaban en el Capitolio de Minnesota, en St. Paul, que estaba rodeado por cercas altas y pesadas. Había cinco personas armadas vestidas de camuflaje y con banderas en el Capitolio del estado de Oregon en Salem. Ellos dijeron que eran libertarios antigubernamentales que no apoyaban ni a Trump ni a Biden.

Un agente habla el domingo con un pequeño grupo de manifestantes en contra del Gobierno y a favor de las armas frente al Capitolio del estado de Texas, en Austin.

En la Congreso estatal de Ohio, en Columbus, un pequeño grupo de manifestantes se reunió junto a una estatua de William McKinley en medio de una gran presencia policial y barreras de metal, informó WSYX, afiliada de CNN.

Unos 40 manifestantes se reunieron en la Cámara de Representantes en Columbia, Carolina del Sur, para una manifestación por la libertad de expresión después de que las empresas de redes sociales suspendieran las cuentas de Trump, según WIS, afiliada de CNN. El organizador del evento, Shawn Laurie, le dijo a WIS que no toleraba los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos, pero sentía que estaba siendo restringido en las redes sociales, lo que dificultaba que otros entendieran quién es él en realidad.

Un manifestante armado se para el domingo frente a la policía estatal frente a la Cámara de Representantes de Ohio en Columbus.

«Soy un patriota, soy un veterano, no soy un racista, no soy odioso, no soy violento», le dijo a la estación. «Soy estadounidense y eso es todo».

Washington es «como una zona de combate» para proteger la toma de posesión

El Pentágono autorizó hasta 25.000 soldados de la Guardia Nacional para el día de la toma de posesión, un número inusualmente grande, según el teniente general retirado del Ejército Mark Hertling, analista militar de CNN.

«La Guardia Nacional, o los antepasados de la Guardia Nacional, los primeros días de la milicia, han sido parte de cada toma de posesión desde George Washington», dijo, «pero ciertamente no a este nivel y ciertamente no con este tipo de ruido de fondo».

El despliegue de 25.000 militares es aproximadamente el doble del número de miembros de la Guardia Nacional que normalmente participan en la toma de posesión, dijo Hertling.

«Ciertamente es algo así como una zona de combate», dijo.

El ensayo para la ceremonia de toma de posesión se retrasó hasta el lunes en medio de mayores preocupaciones de seguridad, dijo el vicesecretario interino de Seguridad Nacional, Ken Cuccinelli, citando «chats en línea» sobre el día de ensayo programado previamente para el domingo. Pero dijo que «no hay amenazas específicas creíbles».

La Administración Federal de Aviación (FAA) amplió las restricciones en el espacio aéreo de Washington, publicando un aviso para los pilotos restringiendo vuelos no comerciales y no militares al Aeropuerto Internacional Dulles, el Aeropuerto Internacional Baltimore Washington y el Aeropuerto Regional de Manassas entre las 8 a.m. y las 8 p.m. el Día de la toma de posesión.

El boletín advirtió que el Gobierno «puede usar fuerza letal» contra cualquier avión que se determine que representa una «amenaza inminente a la seguridad».

«Los animo a que se queden en casa»

Los líderes estatales de Estados Unidos intensificaron la seguridad alrededor de los terrenos de sus capitolios en los últimos días, pidiendo apoyo de los miembros de la Guardia Nacional, levantando barreras, tapando ventanas, pidiendo a los residentes que eviten las áreas y algunos incluso cerraron los terrenos de sus sedes legislativas por completo.

«Está bastante claro que el Capitolio (de EE. UU.) en sí está cerrado lo más estrictamente posible», dijo el domingo el exdirector adjunto del FBI, Andrew McCabe, y agregó que era difícil imaginar una repetición de los disturbios en el Capitolio que tuvieron lugar allí hace varios días, dadas las medidas de seguridad vigentes.

«Pero», agregó, «tenemos 50 capitales estatales en todo el país que no están tan protegidos como nuestro Capitolio nacional, y esos son los lugares en los que temo que pequeños focos de este tipo de violencia realmente puedan estallar».

Washington extrema seguridad para toma de posesión 4:44

Los funcionarios de Minnesota le dijeron a CNN que «continuarían evaluando las amenazas potenciales» al Capitolio de su estado, aunque Bruce Gordon, portavoz del Departamento de Seguridad Pública, dijo que no había amenazas creíbles actuales.

Las protestas allí fueron tranquilas el domingo, pero Gordon dijo que los funcionarios «mejorarían» su respuesta y «cambiarían de táctica, según sea necesario» en los próximos días.

Texas mantendrá su Capitolio estatal y sus terrenos cerrados hasta el miércoles, dijeron los funcionarios, y agregaron que estaban al tanto de «extremistas violentos que pueden intentar explotar eventos protegidos constitucionalmente para llevar a cabo actos criminales».

Los funcionarios de Columbia, Carolina del Sur, también han aconsejado a los residentes que se queden en casa y se mantengan alejados del centro de la ciudad.

«A menos que haya una necesidad, este fin de semana y ciertamente el día de la toma de posesión, no es mejor estar en el centro», dijo el alcalde Stephen Benjamin, «los animo a que se queden en casa».

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, declaró el viernes el estado de emergencia en relación con la toma de posesión de Biden, lo que permite a los funcionarios estatales coordinar de manera eficiente los recursos para ayudar a las jurisdicciones locales y los estados cercanos.

«El estado de Maryland continuará haciendo todo lo posible para asegurar la capital de nuestra nación», dijo Hogan, «y garantizar la transición pacífica del poder».

— Priscilla Alvarez, Jamie Crawford, Lauren Fox, Omar Jimenez, Lucy Kafanov, Bill Kirkos, Jason Kravarik, Eric Levenson, Ross Levitt, Christina Maxouris, Artemis Moshtaghian, Jon Passantino, Conor Powell, Manu Raju, Raja Razek, Rebekah Riess, Hollie Silverman, Dan Simon, Greg Wallace y Whitney Wild, de CNN, contribuyeron a este informe.