CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crisis en Nicaragua

Nicaragua

La creación de la «oficina para Asuntos del Espacio Ultraterrestre» causa controversia en Nicaragua

Por Mario Medrano

(CNN) — La iniciativa del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de crear una Secretaría Nacional para Asuntos del Espacio Ultraterrestre, la Luna y otros Cuerpos Celestes, despertó el debate y generó algunas críticas en el país.

Jorge Huete, biólogo molecular y miembro de la Junta Directiva de la Academia de Ciencias de Nicaragua, dijo a CNN que «estas acciones son objeto de burla por extemporáneas. Dejan al descubierto el problema central de unos funcionarios que han perdido completamente la brújula acerca de los verdaderos problemas y de las prioridades de esta nación».

Según Huete, «este tipo de decisiones sobre asuntos ultraterrestres parecieran más bien del ámbito de la ficción, lejos de las prioridades y de mal gusto, como también lo son la idea del canal interoceánico o del satélite espacial», dice el directivo de la Academia de Ciencias de Nicaragua.

El secretario privado para políticas nacionales del gobierno de Ortega, Paul Oquist, envió el jueves la iniciativa para crear la Agencia Espacial al presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras.

Según el documento, el proyecto de ley se fundamenta en el cumplimiento de los compromisos que el país adquirió con el llamado «Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes», el cual entró en vigor el 10 de octubre de 1967 y fue ratificado por 110 países, incluyendo a Nicaragua en 2017.

publicidad

Consultado por CNN, el analista político Bosco Matamoros expresó que el eventual establecimiento de una oficina para Asuntos del Espacio Ultraterrestre en Nicaragua suena como una «excentricidad», pues el país no tiene las condiciones tecnológicas o militares para el establecimiento de una oficina de esa naturaleza.

Según el proyecto del gobierno, la Secretaría para Asuntos del Espacio Ultraterrestre sería una entidad descentralizada adscrita a la Presidencia, con autonomía técnica y administrativa, con patrimonio propio y coordinada por un secretario nombrado por el presidente.

La entidad, según la iniciativa de ley, tendrá funciones como «promover el efectivo desarrollo de actividades espaciales para ampliar las capacidades del país en las ramas educativa, industrial, científica y tecnológica en esta materia».

Sobre estas funciones atribuidas a la futura entidad, Huete agregó que es más importante «atender la carencia de una educación básica sin partidismo y verdaderamente científica». En ese sentido, aseguró que la Academia de Ciencias «ha estado promoviendo el fomento de tecnologías apropiadas y de áreas de conocimiento que podrían contribuir en ese desarrollo, incluyendo la nanotecnología y la biotecnología para fortalecer la productividad agrícola, las ciencias médicas y las ciencias geofísicas y ambientales para atender la creciente vulnerabilidad a los fenómenos naturales».