CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Uruguay

“¡Llámenlo como quieran, pero no es carne!”: Uruguay toma medidas ante la carne de laboratorio

Por Gabriel Damián Rodríguez

(CNN Español) — La carne sintética es vista como una amenaza en Uruguay y el país ha tomado medidas contra ella en su ley de presupuesto. Un artículo limitó el uso de la palabra «carne» solo a productos a productos animales y el debate se enmarca en un contexto internacional con uno de los hombres más ricos del planeta, Bill Gates.

La carne en un país que vive de la ganadería

Uruguay es un país ganadero. En su territorio hay más vacas que personas. No es una exageración. Según cifras oficiales del Ministerio de Ganadería, por cada cada habitante hay 3,46 vacunos. La producción de carne es uno de los pilares de su economía. Solo en 2020 la exportación de carne representó el 20% de todas sus exportaciones, de acuerdo con datos de Uruguay XXI.

Ganado en Uruguay

Curiosamente, la guerra contra la carne sintética se avivó luego de unos comentarios al otro lado del mundo. Unas declaraciones del cofundador de Microsoft Bill Gates a la revista Technology Review del MIT el 14 de febrero sobre que los países ricos deberían solo consumir carne sintética produjo reacciones de diversas asociaciones de productores y del propio Estado uruguayo. El Instituto Nacional de Carne, un organismo que depende de la Presidencia de la República, emitió un comunicado rechazando las afirmaciones de Bill Gates.

“¡Llámenlo como quieran, pero no es carne!”, dijo el 18 de febrero en un comunicado el presidente del Instituto Nacional de Carnes, INAC, Fernando Mattos.

La comunicación finaliza asegurando que invitarían a Gates a conocer Uruguay, al que definen como un “país con más de 400 años de explotación ganadera en base a pasturas naturales y que es ejemplo de sostenibilidad”.

publicidad

La Federación Rural de Uruguay respaldó este comunicado del INAC. Además, señaló que “rechaza categóricamente las afirmaciones del Sr. Bill Gates sobre la mal llamada ‘carne artificial’”. Algo similar dijeron las Cooperativas Agrarias Federadas. “Cooperativas Agrarias Federadas comparte y apoya en todos sus términos las expresiones del presidente de INAC, Ing. Fernando Mattos”, dice un comunicado del 19 de febrero.

También el ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte, salió a responderle a Gates. “Rechazamos por temerarias e infundadas estas afirmaciones, que solo intentan confundir a la opinión mundial”, escribió en un tuit junto a una nota sobre las declaraciones de Gates.

Las medidas contra el mercadeo de la llamada carne sintética

Pero antes de esta polémica, Uruguay ya había tomado las primeras medidas contra la carne sintética. El artículo 292 de la Ley de Presupuesto 2020-2025 prohibió que se llame carne a productos que “contengan células de cultivo animal producidas de manera artificial en un laboratorio”.

Una de las principales voces contra estos productos es el senador Sebastián Da Silva, quien dice ser “un enemigo” de la carne sintética.

“Cuando sale una competencia tan poderosa a manipular células animales para transformarla en substituto de nuestro principal producto exportable, naturalmente es una amenaza”, le dijo Da Silva a CNN.

Da Silva, además de ser senador, es productor agropecuario. Su empresa está vinculada a varios sectores de la producción agraria en todo el país, pero su principal negocio es la producción de ganado. Le dijo a CNN que administra cerca de 8.000 vacunos.

El "enemigo" de la carne sintética

Sebastián Da Silva senador uruguayo por el Partido Nacional.

¿Qué es la carne sintética?

Cuando se habla de carne sintética existen dos grandes subgrupos. Por un lado, están los productos a base de proteína vegetal que simulan en color, textura, y sabor a la carne tradicional.

El segundo grupo es más complejo, la denominada carne de laboratorio o in vitro. Para su creación se extraen células madres de animales y luego se cultivan y multiplican esas células en un laboratorio para crear un trozo de carne.

Este podría ser el primer bistec 100% sintético 1:50

Da Silva, quien dice tener una relación muy cercana con el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, no cuestiona la carne sintética creada a base de proteína vegetal. Argumenta que esta utiliza productos que son cultivados en la naturaleza. Pero su mayor preocupación está vinculada a los cultivos genéticos.

“Para mí la carne sintética es muy peligrosa. Manipular células animales es peligroso. La naturaleza en eso es sabia, el hombre es carnívoro y vegetariano, pero no come pastillitas de laboratorio”, le dijo a CNN en su despacho del Palacio Legislativo.

Pero no todos en Uruguay rechazan la carne sintética. El senador Juan Sartori, que al igual que Da Silva pertenece el Partido Nacional, se expresó a favor de estos productos.

“La carne sintética es más bienestar animal, menos emisión de carbono y costos más baratos. La natural será enfocada a mercados prémium que pagan más caro y no competirá con producción sintética. Usemos tecnología y tradición para ser un país referente en carnes, sea cual sea”, dijo en su cuenta de Twitter.

En una línea similar se manifestó el director de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería, Carlos Rydström. “Bill Gates promociona la proteína sintética tal como Jeff Bezos promociona las compras por internet, está perfecto. Antes de atacar al empresario o dejarnos llevar por el lobby, razonemos con respaldo CIENTÍFICO. Uruguay no es lo mismo que Texas, y nuestra ganadería tampoco”, publicó en Twitter.

Costos y medioambiente

Las distintas versiones de carne sintética son cada vez más económicas, pero aún representan una parte muy pequeña del mercado. El propio Bill Gates reconoce en la entrevista con Technology Review que actualmente representa solo el 1% del mercado mundial.

Las declaraciones de Gates se basan en una estrategia para cuidar el medio ambiente. Según Gates, los métodos de cría de ganado contribuyen a crear gases de efecto invernadero. Un informe de Global Carbon Project dijo que en 2020 las emisiones de gas metano lograron un nuevo récord a nivel mundial. «Las emisiones del ganado y otros rumiantes son casi tan grandes como las de la industria de los combustibles fósiles para el metano» dijo Rob Jackson director del estudio.

Además, la ganadería extensiva es el principal factor en la deforestación de selvas tropicales, según un estudio de Global Environmental Change.

En una entrevista con Anderson Cooper en CNN, Gates apuntó a modificar los métodos de cría para los próximos 30 años. “Espero que encontremos formas de reducir las emisiones de la forma tradicional de producir carne de vacuno, de criar una vaca, con una dieta diferente, ya sabes, con una infraestructura cerrada. Hay gente que está trabajando en eso, y eso es una gran cosa, eso sería mucho más sencillo. Ciertamente, creo que la economía ganadera, queremos mantenerla fuerte. Y, 30 años es mucho tiempo”, dijo durante la entrevista.

El legislador Da Silva dice que para Uruguay es “absolutamente prioritario el cuidado del medioambiente”.

“Yo no estoy a favor de la deforestación de la Amazonia. Yo defiendo mi forma de producir alimentos. La forma uruguaya, la forma sana y natural. Lo otro, podemos tener el punto de contacto. Naturalmente que nosotros en este país ni quién habla, ni el gobierno, ni las sociedades rurales o ganaderas estamos de acuerdo con que deforeste el pulmón del mundo. Es un tema de los brasileros” le dijo a CNN.

Al ser consultado por CNN sobre cuál debería ser la estrategia del país ante el avance de la carne sintética, Da Silva dijo que “con marketing (…) tomemos como una oportunidad para que, de la misma forma que en Burdeos en Francia, los vinos franceses de esa región tienen un valor agregado prémium, nuestra inocuidad, nuestro bienestar animal, nuestra forma de producir los ganados comiendo y retozando (…), tenga un premio a la hora de comprar”.

Habrá que esperar para saber si la estrategia de Uruguay rinde sus frutos ante el avance de la carne sintética. De momento, Bill Gates aún no respondido si acepta la invitación a comer un asado uruguayo.