CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Una importante compañía de cruceros podría no operar en Florida si el estado no permite los controles de vacunación contra covid-19, dice el CEO

Por Mallika Kallingal, Andy Rose

(CNN) — La nueva ley de Florida que prohíbe a las empresas preguntar si sus empleados o sus clientes han sido vacunados contra el covid-19 puede afectar su industria de cruceros.

El CEO de Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. dijo el jueves que podría hacer que la compañía suspenda las salidas de Florida y traslade sus barcos a otra parte.

«Al final del día, los cruceros tienen motores, hélices y timones, y Dios no lo quiera que no podamos operar en el estado de Florida por cualquier motivo, entonces hay otros estados desde los que operamos y podemos operar desde el Caribe para un barco que de otro modo habría ido a Florida», dijo el CEO Frank Del Rio durante la llamada de resultados trimestrales de la compañía.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó un decreto el mes pasado que prohíbe el uso de pasaportes de covid-19 en el estado. El decreto prohíbe a cualquier entidad gubernamental emitir pasaportes de vacunación e impide que las empresas requieran dicha documentación. El proyecto de ley del Senado 2006 se convirtió en ley el lunes, haciendo oficial ese decreto.

«En Florida, su elección personal con respecto a las vacunas estará protegida y ninguna empresa o entidad gubernamental podrá negarle los servicios basándose en su decisión», dijo DeSantis.

Pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) dicen que no permitirán que las líneas de cruceros reanuden sus operaciones normales a condición de que el  98% de los miembros de la tripulación y el 95% de los pasajeros hayan sido vacunados.

publicidad

Del Rio dice que espera que el mandato de los CDC anule la acción del gobernador en lo que respecta a la industria de cruceros.

«Es un problema clásico entre el Gobierno estatal y el federal», dijo Del Rio. «Los abogados creen que aplica la ley federal». Agregó que la empresa ha estado en conversaciones con la oficina del gobernador, pero no especificó qué se discutió.

DeSantis había citado anteriormente las preocupaciones por la libertad y la privacidad como la base principal de su decreto, argumentando que la implementación y el cumplimiento de los pasaportes de vacunación «crearían dos clases de ciudadanos basados en las vacunas».

Su orden había señalado que muchos floridanos aún no han tenido la oportunidad de obtener una vacuna, mientras que algunos pueden tener inmunidad adquirida por infección y otras personas pueden no poder recibir la vacuna contra el covid-19 debido a razones de salud, religiosas o de otro tipo.

«Los registros de vacunación individuales de covid-19 son información de salud privada y no deben compartirse por mandato», decía el decreto de DeSantis.

Pero la compañía de Del Rio planea ceñirse a las pautas de vacunación de los CDC. «Al menos al principio, el 100% de nuestros huéspedes y nuestra tripulación serán vacunados», dijo Del Rio. «Creo que todos deberían querer comenzar a navegar de la manera más segura posible».

Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. opera tres líneas de cruceros: Norwegian Cruise Line, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises.

Los representantes de la compañía y DeSantis no respondieron de inmediato los mensajes de CNN para hacer comentarios el jueves por la noche.

Kelly Murray y Gregory Lemos, de CNN, contribuyeron a este informe