CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

Aprueban ley para jubilar a jueces y fiscales a los 60 años en El Salvador

Por Merlin Delcid

(CNN Español) -- La Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó este martes la reforma a la Ley de la Carrera Judicial que establece el retiro obligatorio de jueces que cumplan 60 años o tengan 30 años de servicio, y cambia el procedimiento de traslado a otras áreas. Hasta ahora no había límite de edad para ser juez o fiscal.

Los diputados aprobaron con 63 votos de los 84 posibles la medida propuesta por un diputado del partido oficialista Nuevas Ideas (NI), que controla con amplia mayoría la Asamblea Legislativa.

Las reformas a nueve artículos de la Ley de la Carrera Judicial fueron calificadas por la oposición de golpe a la independencia judicial. “Es violar la poca independencia judicial que quedaba en el país”, sostuvo René Portillo Cuadra, diputado de la conservadora Alianza Republicana Nacionalista.

Sin embargo, NI asegura que las reformas buscan hacer justicia y advierte que promoverá la movilidad en el órgano judicial. "Este día es histórico porque comienza la verdadera justicia en nuestro país”, aseguró la diputada de ese partido Rebeca Santos.

La oposición también criticó las reformas porque considera que viola las atribuciones de los diferentes poderes públicos. Una sentencia de la Sala de Constitucional en 2016 estableció que las reformas que “incidan en la estructura del Órgano Judicial” son exclusivas de la Corte Suprema de Justicia para “evitar” que el presidente o los diputados presenten iniciativas que repercutan en el sistema judicial.

publicidad

Amparados en esa sentencia, varias organizaciones no gubernamentales que han rechazado las reformas no descartan interponer un recurso de nulidad, que será analizado por los magistrados juramentados por la Asamblea en mayo.

"Independencia judicial no quiere decir perpetuidad en el cargo. Esta reforma permite una movilidad dentro del sistema judicial. En todo hay ciclos y en la gran mayoría de profesiones hay tiempos de jubilación”, justificó Guillermo Gallegos, diputado de la Gran Alianza por la Unidad Nacional.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, aplaudió las reformas y pidió a los diputados no perder la convicción de hacer historia. “Han demostrado tener la valentía de ir, paso a paso, cambiando lo que está mal en nuestro país”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. Según el procedimiento de elaboración de una ley, Bukele puede sancionarla, hacer observaciones o vetarla. Los cambios entrarán en vigor ocho días después de publicados en el diario oficial, de acuerdo con el texto de los decretos aprobados por los diputados.

Reformas similares en la Fiscalía

Los diputados también aprobaron con 64 de 84 votos posibles una serie de reformas a la Ley de la Carrera Fiscal orientadas a jubilar o trasladar a otras funciones a los fiscales de 60 años o 30 años de servicio.

Actualmente, los requisitos para poder jubilarse por vejez en El Salvador son cumplir 60 años y haber trabajado al menos 25 en el caso de los hombres. Las mujeres deben tener 55 años y 25 de ellos laborados, según se establece en el artículo 202 de la Ley de Sistema de Ahorro para pensiones.

Las reformas aprobadas este martes facultan al fiscal general a realizar los traslados necesarios y a hacer los nuevos nombramientos. El actual titular de la Fiscalía fue nombrado por los diputados de mayoría oficialista el 1 de mayo, tras la destitución de Raúl Melara.

Los antecedentes

La Asamblea Legislativa ya aprobó cambios en la Corte Suprema de Justicia. El primero de mayo, día en que tomaron posesión los nuevos diputados con mayoría oficialista, destituyeron a los magistrados de la Sala de lo Constitucional y en su lugar nombraron nuevos funcionarios judiciales.

Esa decisión causó diversas reacciones en la comunidad internacional que destacó su preocupación ante la que consideró falta de contrapesos de una democracia y el irrespeto a la separación de poderes.

Estados Unidos fue uno de los países que alzó la voz para criticar lo ocurrido en ese momento. Por ejemplo, la vicepresidenta Kamala Harris expresó en redes sociales su preocupación por la situación en El Salvador.

"Tenemos profundas preocupaciones sobre la democracia de El Salvador, a la luz del voto en la Asamblea Nacional para remover jueces de la Corte Constitucional. Un poder judicial independiente es clave para una democracia sana... y para una economía fuerte", dijo Harris el 2 de mayo en su cuenta de Twitter.