Más de Empresas (10 videos)

Un poco más de US$ 11 millones para disculparse por pasado antisemita

Tras una investigación a los ancestros de la familia Reimann, dueños de marcas como las donas Kryspy Kreme, las cafeteras Keurig, la marca de moda Bally y la cadena de comida Panera; se descubrió que Albert Reimann y Albert Reimann Jr. usaron el trabajo forzoso de prisioneros de guerra rusos y franceses en sus fábricas; eran antisemitas y declarados simpatizantes de Adolfo Hitler. La investigación fue requerida por sus propios familiares. Peter Harf, el presidente de la junta directiva de la empresa, dijo que están muy avergonzados y anunció que donarán un poco más de US$ 11 millones a una causa caritativa. Los detalles en el #CierreDirecto.