Más de 40 heridos durante el desalojo de los "indignados" en Barcelona

Cuarenta y tres personas resultaron heridas en Barcelona este viernes, durante el desalojo policial de los jóvenes "indignados" que permanecían concentrados en la céntrica Plaza de Cataluña de esta ciudad, reportó la agencia española EFE.

En el campamento de la ciudad nordeste española, se encuentran unos 200 acampados, según reportes de la prensa española. La Policía autonómica catalana (Mossos d'Esquadra) se desplegó alrededor de ellos para facilitar que las brigadas municipales limpiaran la zona y retiraran aquellos objetos que pudieran comportar un peligro para la seguridad, según las autoridades.

La medida, informó la Policía, también serviría para retirar objetos que puedan ser utilizados de forma violenta este sábado, durante o después del equipo local, el FC Barcelona, juegue la final de la Liga de Campeones contra el Manchester United, en Inglaterra.

Las autoridades locales reiteraron que el único fin de este operativo fue "higienizar y limpiar" dicho espacio público. Sin embargo, los 'indignados' que han permanecido en la plaza en los últimos 12 días aseguraron que esto se trataba de un desalojo.

Decenas de jóvenes se sentaron en el suelo para impedir el paso de los vehículos de limpieza, reportó el diario español El País. Otros perforaron las ruedas de los camiones para impedir que abandonaran el lugar con los utensilios que han ido acumulando durante estos días de protesta, detalló EFE.

Estas acciones provocaron que los mossos utilizaran la fuerza contra los manifestantes, obligándolos a pararse y en algunos casos amedrentarlos con las porras, publican los diarios El País y El Mundo.

De los más de 40 heridos, entre los que se encuentra un policía, la mayoría presenta contusiones aunque también algunas heridas abiertas leves, informaron los servicios de emergencias.

Las labores de limpieza han concluido y el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, aseguró que los concentrados podrán quedarse y continuar con su protesta. Defendió la intervención de los mossos d'Esquadra, quienes “han actuado para permitir que las brigadas limpiaran la zona por "seguridad y orden público", citó el diario El País.

Además del enfrentamiento en la Plaza de Cataluña, en Lérida —a 174 kilómetros al noroeste de Barcelona—, la Policía detuvo a dos personas del campamento que los 'indignados', instalados en la plaza Ricard Vinyes.

Miles de personas, en su mayoría jóvenes, participan desde la semana pasada en plazas de las principales ciudades españolas en acampadas, en demanda de un cambio político y social, y una profundización de la democracia.