Opositores advierten posible mascare en Siria por cuenta del gobierno
El gobierno sirio le dio a los activistas en la ciudad de Homs un plazo de 72 horas para acabar con las protestas.

(CNN) – El gobierno sirio les advirtió a los manifestantes en la ciudad de Homs que tienen un plazo de 72 horas para detener las protestas o de lo contrario serán bombardeados, dijo el coronel Mohamed Hamdo del opositor Ejército Libre de Siria.

El plazo se cumple en la noche del lunes.

El Consejo Nacional Sirio, el principal movimiento opositor del país, había advertido anteriormente un baño de sangre de manos del régimen sirio en Homs.

El domingo el presidente israelí Shimon Peres se refirió al mandatario sirio Bashar al-Assad como un “asesino”, comparándolo implícitamente con el derrocado gobernante de Libia Moammar Gadhafi.

“El mundo decidió –incluyendo al mundo árabe- intervenir cuando un líder esté empezando a matar a sus propios ciudadanos”, le dijo Peres a CNN en una entrevista. “Ocurrió en Libia; está ocurriendo en Yemen; está ocurriendo en la Liga Árabe, por primera vez en su historia. Ellos decidieron presionar a un estado árabe si el líder mata a su gente”.

Cada día aumentan los reportes de muertes aumentan en todo el país. El número de víctimas mortales el domingo llegó a nueve, según el movimiento opositor Comités de Coordinación Local de Siria (LCC por sus siglas en inglés).

Entre los muertos están cuatro personas en Hama, dos personas en Homs y dos en Idlib y una persona en Daraa. Al menos una de las víctimas era un niño, dijo LCC, una red de activistas opositores al régimen de gobierno.

CNN no pudo confirmar los hechos en Siria debido a la restricción del gobierno sirio a los medios internacionales.

El Consejo Nacional Sirio advirtió el viernes de una inminente “masacre” del gobierno diseñada para acabar con los activistas en Homs, ciudad que surgió como centro de las protestas contra el régimen.

“La evidencia recibida de los reportes, de los videos y de la información obtenida por activistas en Homs indican que el régimen está allanando el camino para realizar una masacre para extinguir la revolución en Homs y para disciplinar, por ejemplo, a otras ciudades sirias que se han unido a la revolución”, dijo el consejo.

La ONU dijo este mes que más de 4.000 personas han muerto en Siria desde que inició en marzo la respuesta oficial contra los manifestantes.

Los opositores han estado exigiendo una Siria sin el régimen de al-Assad y la realización de verdaderas elecciones democráticas. Al-Assad ha estado en el poder desde 2000. Su padre, Hafez, gobernó a Siria durante tres décadas.

El gobierno sirio no se mencionó el supuesto plazo en Homs en la Agencia de Noticias Árabe Siria el domingo.

El régimen de al-Assad ha negado que tenga como objetivo a los manifestantes pacíficos y ha dicho que va tras las “pandillas” o los “terroristas” armados.

Las acciones del régimen han enfurecido a las potencias mundiales y generaron sanciones de pare de la Liga Árabe, Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea.

Francia también expresó su preocupación y emitió una advertencia contra Siria sobre cualquier operación militar que las fuerzas de seguridad sirias preparen contra la ciudad de Homs y contra su población, dijo el sábado el ministro de Exteriores de Francia.