Las protestas contra embajadas de EE.UU. en Medio Oriente cumplen una semana

KABUL, Afghanistan (CNN) — Manifestantes atacaron a la policía frente a la embajada de Estados Unidos en Kabul, Afganistán con un saldo de al menos 15 policías heridos y dos vehículos de la policía quemados por los enfrentamientos.

La presencia de unos 300 afganos cerca de la embajada estadounidense se convirtió en un combate, informó un alto funcionario de la policía afgana bajo condición de anonimato debido a lo delicado de la situación.

Una película antislam provocó el enojo entre la comunidad musulmana, que ha derivado en protestas y ataque a las misiones diplomáticas de Estados Unidos desde Libia a Pakistán.

En el video, de producción privada de Estados Unidos se burla del profeta Mahoma haciéndolo ver como un mujeriego, pederasta y asesino.

Este lunes es el séptimo día de protestas, las cuales surgieron en Egipto y Libia, extendiéndose a más de 20 países con resultados violentos.

El líder del movimiento Hezbollah del Líbano llamó a nuevas protestas el lunes por la película.

En declaraciones al Servicio de televisión al Manar, Hassan Nasrallah dijo que la película "representa un giro peligroso en la guerra contra el Islam y el gran profeta".

"Las personas deberían ser responsables y ser llevados ante la justicia, así como castigarlos y boicotear a los responsables directos de la película y a los que los apoyan y los protegen", dijo Nasrallah. "Estados Unidos está al frente de ellos."

La película La inocencia de los musulmanes, fue producida por un hombre identificado por funcionarios federales como Nakoula Basseley Nakoula, hombre de California que está en libertad condicional por fraude bancario, las autoridades han dicho que están revisando si violó los términos de su libertad.

Los reportes de que Nakoula es un cristiano cóptico han causado preocupación de posibles represalias contra el grupo minoritario en Egipto, donde han existido tensiones entre cópticos y musulmanes.

Líderes musulmanes y cópticos tendrán una conferencia de prensa conjunta este lunes en Los Ángeles para condenar la reacción violenta.

El presidente Barack Obama ha repudiado la película diciendo que Estados Unidos rechaza "la denigración de cualquier religión, incluyendo el Islam". Pero también dijo que "no hay ninguna excusa por los ataques a nuestras embajadas y consulados".

EE.UU. toma precauciones

Aun cuando el secretario de Defensa, Leon Panetta, dijo a reporteros el fin de semana que la peor violencia al parecer ya terminó, Estados Unidos no está corriendo riesgos.

Personal no esencial fue evacuado de misiones diplomáticas estadounidenses en Sudán, Túnez y Libia. Los servicios consulares también han sido suspendidos hasta el fin de mes en Yemen luego de una protesta violenta la semana pasada, informó el Departamento de Estado.

Este lunes, los servicios consulares alemanes, canadienses y británicos en Jartum, Sudán, estaban suspendidos luego de los ataques se la semana pasada.

Pero había señales de que algunas misiones diplomáticas que fueron blanco de protestas están intentando regresar a la normalidad.

La embajada de Estados Unidos en El Cairo, escenario de cinco días consecutivos de protestas, regresó a la normalidad en términos de personal este domingo, según el Departamento de Estado.

En tanto, en Pakistán, una persona murió este lunes cuando manifestantes se enfrentaron a la policía durante una protesta antiestadounidense en una región tribal cercana a la frontera con Afganistán.

Unas 100 personas tomaron las calles en una manifestación organizada por estudiantes universitarios en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa.

La persona murió cuando la policía realizó disparos de advertencia en el aire para dispersar a los manifestantes que estaban asaltando un club de prensa local.

En Indonesia, los manifestantes lanzaron rocas contra la policía a las afueras de la embajada de Estados Unidos este lunes. La policía respondió con gas lacrimógeno.

En tanto en India, Google bloqueó el acceso a la película en YouTube, informó un vocero de asuntos exteriores del gobierno.

La semana pasada, Google comenzó a restringir el acceso a la controversial película. El gobierno afgano ordenó un bloque indefinido de YouTube para prevenir que gente lo viera y reaccionara de forma violenta.

No todas las protestas han sido violentas y representan sólo una pequeña fracción de la población. En Karachi, una ciudad de casi 13 millones de personas en Pakistán, unos pocos cientos de manifestantes se enfrentaron con la policía el domingo pero fueron dispersados con bastones y cañones de agua cerca de la embajada de Estados Unidos.

Chelsea J. Carter, Matt Smith y Greg Botelho, contribuyeron con este reporte