(CNN) - Las ciudades donde nacieron leyendas como las brujas de Salem o Drácula son algunos de los lugares para vivir una noche de terror.

A propósito de la tradicional fiesta de Halloween, te presentamos cinco destinos para "morirse de miedo":

Cultura vudú en Nueva Orleáns

El lado supernatural de la ciudad es fácil de encontrar por tu propia cuenta o con la ayuda de un guía profesional. Varias empresas ofrecen visitas a cementerios o al impresionante conjunto de tiendas que venden todo tipo de cosas espeluznantes como pociones personalizadas, cartas de Tarot y muñecas vudú auténticas.

Los africanos del occidente trajeron el estilo de vida vudú a Nueva Orleans en la década de 1700, y la religión floreció en el siglo XIX. Adéntrate en su historia en el Museo Histórico Vudú de Nueva Orleans, donde la admisión cuesta cinco dólares para los adultos.

También abundan los hoteles donde lo paranormal es considerado normal, como el Monteleone, donde puedes quedarte en una habitación embrujada o subir un elevador que parece tener mente propia. En 2003, un equipo de investigadores paranormales se quedó en el hotel y supuestamente confirmaron contacto con más de una docena de espíritus.

Salem, el lugar de las brujas

Un viaje corto en automóvil al norte de Boston te lleva a “La Ciudad de Brujas” de Salem, donde el turismo relacionado con ellas es vital para la economía.

El Museo de Brujas de Salem lleva a los visitantes de regreso al verano de 1692 y los infames juicios que resultaron en la ejecución de 20 personas acusadas de actividades inspiradas por el diablo. La ciudad organiza las mejores actividades en octubre con su semana de Haunted Happenings (actividades para Halloween en la ciudad).

Los visitantes que realmente quieren estudiar este capítulo de la historia pueden utilizar el museo como un punto de comienzo educativo, luego pasar horas, días o semanas viajando a través de la región recorriendo casas, mercados históricos, sitios de tumbas y otras reliquias relacionadas con la histeria de la brujería.

Para ayudarte a ponerte en el humor adecuado para la cacería de brujas moderna, echa un vistazo al blog del museo www.salemwitchmuseum.com/blog para más información, incluyendo sugerencias de lecturas para antes de llegar.

Tradiciones misteriosas en Edimburgo

Una cacería de brujas internacional puede llevarte a Escocia, donde ocurrieron los Juicios de Brujas de North Berwick en 1590-1592, aproximadamente a 32.1 kilómetros de la capital de Edimburgo. La arquitectura gótica e historia peculiar de la capital escocesa añaden al atractivo de la ciudad como un destino fascinante. Los ladrones de tumbas son una parte notable de la historia de Edimburgo y la leyenda urbana relata cuentos mórbidos de víctimas de la peste quienes murieron en las calles subterráneas.

Los huéspedes del prestigioso Hotel Balmoral pueden disfrutar recorridos de Halloween, pero el personal de conserjes dice que la demanda para los recorridos de lo misterioso y escalofriante es alta todo el año.

Las principales atracciones incluyen la mazmorra de un castillo con actores y paseos emocionantes, así como el Real Mary King's Close, una serie de carriles subterráneos y espacios de vivienda ubicados debajo de Royal Mile que se prestan a visiones de asesinatos y enfermedades.

Rumania, el lugar de los vampiros

La reputación de Rumania como un lugar habitado por vampiros se popularizó en 1897, gracias a la novela Drácula, escrita por Abraham Stoker. Para ella Stoker se inspiró en la vida de Vlad Tepes, un gobernante local que pasaría a ser conocido por generaciones como Vlad Dracula (Drácula), el vampiro más popular en el mundo.

Desde la Edad Media la gente de la región tenía la creencia de que las personas buenas y honestas iban al cielo después de morir. Mientras que las almas de los malvados se quedaban con ellos después de la muerte y despertaban para beber la sangre de animales y humanos. Por ello, la gente solía enterrar una estaca de acero o madera en el corazón de sus muertos, para evitar que regresaran como vampiros.

Esta leyenda se originó en Rumania y Bulgaria, países que formaron parte del reino Búlgaro hasta el siglo XIV, cuando cayó en manos del imperio otomano.

Catemaco, entre brujos y chamanes

Localizado junto al Golfo de México, en el estado de Veracruz, Catemaco forma parte de la Reserva Natural de Nanciyaga.

Una de las festividades más importantes de la región es la Misa negra celebrada el primer viernes de marzo, cada año. En ella cientos de personas acuden a los brujos o curanderos, para purificar sus mentes y alejar la mala suerte.

Esta tradición combina ritos prehispánicos olmecas, oraciones cristianas e incluso ritos africanos, obtenidos de los esclavos que llegaron a Veracruz en 1519, con Hernán Cortés.

Otras actividades turísticas en la región incluyen un paseo por la laguna de Catemaco, donde se pueden observar manglares especies variadas de flora y fauna.