El Pentágono se prepara para hacer cambios sin importar quién gane
Las tropas militares han estado en las tomas de poseción presidenciales desde el 30 de abril de 1789.
5 noviembre 2012
04:45 PM ET

El Pentágono se prepara para hacer cambios sin importar quién gane

Por Barbara Starr

(CNN) — A dos meses de que el jefe del ejecutivo asuma el cargo, el Pentágono se prepara para el próximo periodo presidencial sin importar quién gane.

El Departamento de Defensa ha establecido una fuerza de aproximadamente 1.000 elementos para ser el enlace militar que apoyará la toma de poseción de la presidencia en enero.

Las tropas militares han estado en las tomas de posesión presidenciales desde el 30 de abril de 1789, cuando los miembros del ejército Continental escoltaron a George Washington a su toma de protesta en Federal Hall, en Nueva York, de acuerdo con el Pentágono.

En la era moderna, sin embargo, el rol del Ejército es ceremonial y completamente festivo. Las unidades de ceremonia militar, banda de música, guardia de saludo y de cocción de todos los brazos de las fuerzas armadas participarán en la ceremonia que se celebrará en el Capitolio así como en el desfile por la avenida Pennsylvania.

“La participación del ejército en la toma de poseción presidencial es una tradición de siglos en la cual las fuerzas armadas celebran la democracia, rinden honores al nuevo comandante en jefe y reconocen el control civil sobre el Ejército”, de acuerdo con el Pentágono.

Todo se lleva a cabo con gran precisión luego de realizarse una serie de ensayos generales completos en los días previos a la toma de poseción.

Una de las rutinas más esperadas cada cuatro años ocurre en el ensayo final, cuando se elige a un militar joven para que esté con el presidente en el pódium en el momento exacto en que jura su cargo.

En un acto no-ceremonial, la burocracia del Ejército y del Departamento de Defensa preparan la transición al próximo periodo presidencial.

Un alto funcionario del Pentágono dijo a CNN que en cada oficina del Departamento de Defensa se identifica a un civil para dirigir la organización durante la transición, en la que se espera que los políticos dejen sus cargos independientemente de quién gane las elecciones.

Incluso si el presidente Barack Obama gana un segundo término, se espera que el secretario de Defensa, Leon Panetta, se retire y llegue un nuevo equipo.

soundoff (Sin Respuestas)

Los comentarios están cerrados.