1 enero 2013
09:53 AM ET

El Senado aprueba el pacto contra el abismo fiscal

(CNNEspañol.com) – Los líderes del Senado y la Casa Blanca llegaron a un acuerdo de último minuto en la noche del lunes para evitar el temido abismo fiscal, una noche en la que el vicepresidente Joe Biden acudió al Capitolio para presentar el plan ante sus compañeros del Partido Demócrata

El Senado ratificó el acuerdo por una amplia mayoría (Sólo 8 senadores se opusieron y 89 votaron a favor) dos horas después de que extinguiera el plazo para la subida de impuestos al 98% de los estadounidenses. La aprobación definitiva está ahora en manos de la Cámara de Representantes que podría votar hoy para decidir si aprueba el acuerdo.

Los miembros de la cámara se marcharon a casa mucho antes de la medianoche, lo que significa que el Congreso no puso aprobar la suspensión de los aumentos de impuestos que se querían evitar, al menos sobre el papel.

Una fuente próxima al acuerdo dijo a CNN que la propuesta del Senado extendería los recortes fiscales por dos meses y mantendría las rebajas impositivas a los individuos que ganan menos de 400.000 dólares o a las parejas que tienen ingresos inferiores a los 450.000 dólares de un 35% actual a 39.6%.

El presidente Barack Obama había pedido que ese umbral se bajara a 250.000 dólares.

También se aplazaron los recortes al gasto por 24.000 millones de dólares en dos meses que afectarían al Pentágono y otros programas nacionales.

"Estoy contento de que haya terminado", dijo el líder de la mayoría en el Senado, Harry Raid, después de la votación. "Veremos si los republicanos en la Cámara de Representantes pueden volverse funcionales en lugar de disfuncionales".

Las medidas aprobadas pretenden recortar el déficit estadounidense, que hasta noviembre de 2012 era de 1.098 billones de dólares, de acuerdo con la Oficina de Presupuestos del Congreso.

Horas antes de anunciarse el acuerdo para evitar la subida de impuestos , Obama había subrayado la necesidad de que se lograra el pacto para evitar el llamado abismo fiscal.

"En los últimos días líderes de los dos partidos han estado trabajando para proteger al 98% de los estadounidenses y para evitar que paguen más impuestos. Yo no quiero que las familias medias paguen más de 2.000 dolares al año en impuestos. Un acuerdo para evitar este incremento de impuestos se vislumbra pero aún no se ha logrado y esperamos que el congreso siga trabajando en ello", señaló el presidente.

Obama agregó que el "acuerdo ampliaría el seguro de desempleo para dos millones de estadounidenses y evitaría impuestos a los jóvenes, trabajadores, y ancianos, por eso es importante alcanzarlo", aseguró.

Además, Obama recordó que el mes pasado los republicanos dijeron que no permitirían aumentarle los impuestos a los más ricos, "pero el preacuerdo así lo plantea" y apuntó que él, por su parte, estaría dispuesto a reducir "la asignación del programa de salud para ayudar a la reducción del déficit" .

El presidente recordó que el abismo fiscal no sólo supone la amenaza de un incremento de impuestos "esto es solo parte del abismo fiscal, pero a partir de mañana tenemos gastos automáticos que entrarán en vigor y que tendrán un impacto en programas empresariales y en varios ministerios", aseguró.

Obama reconoció que deberían haber asumido este reto antes pero que dado que el tiempo apremia, para "resolver de manera equilibrada nuestros problemas de déficit, para que la economía crezca, vamos a resolverlo en varias etapas". Y añadió: "Si hay un segundo más de tiempo para hacer algo, lo van a utilizar. Parece que voy a pasar el 31 de diciembre aquí".

"Si los republicanos creen que voy a terminar el trabajo reduciendo el déficit a base de recortar en gastos sociales, que perjudican a personas mayores, estudiantes o familias de clase media, sin pedir sacrificios equivalentes de los millonarios o las grandes compañías, se equivocan. El déficit se reducirá con un sacrificio uniforme, a menos mientras yo sea presidente, y lo seré los próximos cuatro años", aseguró.

"Los estadounidenses necesitan que nuestros líderes en el Congreso lleguen a un acuerdo, se olviden de la política y se centren en lo importante: las familias, los abuelos, los estudiantes y los trabajadores que están esperando una oportunidad de que las cosas funcionen bien y que nuestros líderes respondan, así que mantengamos la presión las próximas doce horas para que lo logren finalmente", concluyó.