Bill Gates: hay que evaluar a los profesores para tener alumnos mejor preparados
30 enero 2013
09:48 AM ET

Bill Gates: hay que evaluar a los profesores para tener alumnos mejor preparados

Nota del editor: Bill Gates es copresidente de la fundación Bill y Melinda Gates.

(CNN) – hoy publiqué mi carta anual. Todos los años, reflexiono sobre lo que he aprendido en el último año a través de nuestros viajes y nuestra labor con la fundación y cómo influirá en mi pensamiento a lo largo de los meses que vienen. Este año, mi carta se centra en la importancia de fijar objetivos claros y medir los avances para lograr los objetivos y prioridades de la fundación, tanto aquí en casa como en el resto del mundo.

Fijar un objetivo claro le permite a uno saber qué es lo que a uno le impulsa: seleccionar las intervenciones adecuadas que tendrán el mayor impacto en ese objetivo final, utilizando esa información para entender lo que funciona y lo que no funciona, y adaptando tu estrategia como sea necesario. Uno de los ejemplos más claros del poder de medir las cosas fue el trabajo de nuestros socios para apoyar a grandes maestros.

En los últimos años, entender lo que es una docencia de calidad ha sido el foco de la discusión pública sobre cómo mejorar la educación en Estados Unidos. Pero para los 3 millones de profesores que hay en el país y los 50 millones de estudiantes, la buena docencia no es un tema de políticas abstractas. Para los profesores, entender qué es una docencia de alta calidad abre la oportunidad de recibir retroalimentación sobre las habilidades y las técnicas que les pueden ayudar a ser excelentes en lo que hacen. Para los estudiantes, significa tener mejores oportunidades de graduarse de la escuela secundaria preparados para tener éxito en la vida.

Pero ¿qué significa esta enseñanza de calidad? En mi experiencia, la gran mayoría de los profesores apenas reciben retroalimentación sobre cómo mejorar.

Eso se debe a que durante décadas, nuestras escuelas han carecido de las herramientas de medición que pueden llevar a cambios significativos. Los profesores han trabajado aislados y se les ha pedido que mejoren sin recibir retroalimentación, mientras que las escuelas han tenido problemas para crear sistemas que den esa orientación de una forma consistente, justa y fiable.

Por eso, la fundación Gates apoyó el proyecto Medidas para una Enseñanza Eficaz, o MET por sus siglas en inglés. El proyecto supuso una extraordinaria colaboración lo largo de tres años entre decenas de investigadores y casi 3.000 profesores voluntarios de siete distritos escolares públicos que abrieron sus aulas para que pudiéramos estudiar cómo mejorar la forma en que reciben retroalimentación sobre su docencia

El proyecto también descubrió que utilizar diversas mediciones para entender el desempeño de los profesores, como la observación de las clases, encuestas a los estudiantes y crecimiento en los logros escolares, nos da una idea más rica y fiable de las fortalezas y debilidades de un profesor de la lo que nos proporciona una única medición.

Algunos críticos dicen que un sistema de evaluación más sólido es mucho más caro. La fundación y otros grupos han calculado que podría costar entre 1,5% y 2% del presupuesto total de compensación y beneficios para profesores el implementar este sistema de retroalimentación basado en múltiples mediciones de desempeño docente

Una inversión así sería pequeña en comparación con lo que se está gastando ahora el desarrollo profesional, que muchas veces da pocos resultados. Y si las enseñanzas aprendidas al afrontar otros desafíos igualmente complejos en otros sectores sirven de pauta, invertir en un sistema confiable para medir y apoyar eficazmente la docencia dará sus frutos.

Saber cómo identificar y medir una docencia de calidad es un enorme paso hacia adelante para dar una mejor retroalimentación a los profesores y construir un sistema educativo mejor para todos nuestros hijos, pero es sólo un paso. El desafío ahora es utilizar esta información para dar a los profesores las herramientas, los recursos y el apoyo que necesitan para hacer mejor su trabajo.

A medida que las escuelas están mejor equipadas para dar un apoyo personalizado y constructivo, los profesores tendrán la capacidad de ser estudiantes de su propia enseñanza. Crear ese ambiente, que apoya el crecimiento profesional de los profesores y prepara mejor a los estudiantes para la vida después de la escuela es una inversión que vale la pena.

(Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a Bill Gates)

Temas:
Secciones: Estados Unidos • Opinión • Tecnología