La identidad de género no solo son las partes del cuerpo
28 febrero 2013
03:31 PM ET

La identidad de género no solo son las partes del cuerpo

Por Donna Rose, especial para CNN

Nota del editor: Donna Rose es una autora, educadora y antigua miembro del Consejo Empresarial de Human Rights Campaign, un grupo que lucha por los derechos de personas LGBT en Estados Unidos. Es una transexual y una defensora y vocera de los derechos de personas transgénero.

(CNN) – Desarrollar la propia identidad es una de las premisas de ser niño. La escuela puede darte conocimientos. La sociedad puede enseñarte lo que espera de ti. Sin embargo, una vez que hayas desarrollado tu identidad, nada ni nadie podrá decirte quién eres. Uno se descubre a sí mismo.

Cuando un niño construye su identidad en forma tradicional y corriente, rara vez llama la atención. Pero cuando en ocasiones niños, y niñas, desafían las normas y convenciones habituales, la sociedad trata de “corregirlos”.

Tal parece ser el centro de una controversia en Colorado, Estados Unidos, que involucra a una niña de primer grado, y sobre todo, a un baño.

La protagonista de este alboroto es una pequeña niña de seis años llamada Coy Mathis. Coy sabe que es una niña. Se viste como una. Sus documentos legales la reconocen como tal. Sus padres la aceptan como una niña. Incluso en el patio de la escuela no lograrías distinguirla de cualquiera de las otras niñas. Ocurre que Coy, social y legalmente, es una niña.

El problema es que Coy nació en el cuerpo de un varón, por lo que el distrito escolar no le permite utilizar el baño de las niñas. El Fondo para la Defensa Legal y la Educación Transgénero presentó una queja ante la División de Derechos Civiles de Colorado en nombre de Coy y de su familia.

Varias generaciones de personas que sufren esta disonancia entre la mente y el cuerpo han sido obligadas a esconderse, a mostrarse de otra forma, a vivir vidas vacías solo por ser diferentes. Pero el mundo parece ir hoy en otra dirección. Niños como Coy finalmente tienen la chance de evitar un destino infeliz y vivir dignamente, siempre con el apoyo adecuado.

El vicepresidente Joe Biden es desde hace tiempo un fuerte defensor de los derechos de personas LGBT (lesbianas, gay, bisexuales y transgénero), incluyéndolos en la lucha por los derechos civiles. Resulta extraño pensar en Coy como una pionera de estos derechos. Pero la historia nos muestra que subirse a un autobús, ir a una escuela o usar un baño como cualquier persona son actos de la lucha por obtener derechos. Lo lamentable es que no aprendamos de estas lecciones.

No creo que muchas personas se detengan a pensar que el momento más significativo de sus vidas ocurre apenas minutos después del parto. Es entonces cuando, a simple vista, el doctor o la enfermera dicen si ha nacido un niño o una niña. La proclamación, tan simple y tan obvia, tendrá efectos por el resto de nuestras vidas.

Me identifico con Coy porque hace casi 50 años me hice las mismas preguntas.

Pero en aquel entonces, no tuve palabras para expresar lo que sentía. Aprendí a vivir una mentira. Simular lo que no se es, esperando que las cosas se arreglen por sí solas, parece a veces lo más fácil. Pero las mentiras tienen consecuencias.

Es lamentable que la escuela de Coy no haya asimilado las lecciones que ya varios sectores de nuestra cultura reconocen: que el género de una persona va más allá de un órgano o de un cromosoma.

Varias compañías en Estados Unidos hoy reconocen los desafíos que enfrentan sus trabajadores transgénero y toman medidas para que obtengan sus beneficios sociales y seguros médicos. Varias organizaciones, como las Girl Scouts, hoy aceptan jóvenes transgénero. Allí son tratadas según su identidad y no sus órganos.

Mujeres transgénero participan en concursos de belleza y han aparecido en la tapa de revistas como Vogue. Atletas, artistas y escritores transgénero han mostrado que hay un camino a la felicidad.

Sin embargo, nada de esto parece importarle a la escuela que le niega derechos a Coy y a los padres que demonizan a la niña y a su familia. Los argumentos a favor de que Coy sea tratada con dignidad muchas veces chocan contra oídos sordos. ¿Por qué? Porque el debate sobre el tema suele ser emocional antes que racional.

Cuando me sinceré con mi madre, a mis 40 años, tenía hijos, había estado casado con una mujer que amé durante 20 años y tenía una carrera exitosa. Nadie hubiera imaginado mi secreto, mi lucha.

Pero al final, una cita de André Gide, “es mejor ser odiado por lo que eres que amado por lo que no eres”, resonó de manera que me hizo ser la persona que siempre debí haber sido.

Hoy tengo una relación maravillosa con mi familia. Nunca me he sentido tan a gusto conmigo y con el mundo que me rodea. Aquellos que se apegan a un arcaico estereotipo y ven a las personas transgénero como tristes, solitarias, desviadas y extrañas, descubren cada vez más ejemplos de personas que crecen y alcanzan la felicidad cuando obtienen la fuerza, y la oportunidad, de ser auténticas.

Mi consejo para Coy y su familia es que mantengan el espíritu de la Plegaria de la Serenidad en su corazón. Que se amen el uno otro. Que sepan que este es un camino para lograr la felicidad y la plenitud. A los padres de Coy, Kathryn y Jeremy, les digo que hagan lo correcto por su hija pues de verdad harán una diferencia en su vida y la de otros. Y por último, que no olviden abrazarse todos los días.

soundoff (20 comentarios)
  1. ruth

    Es triste que los seres humanos busquemos tantas formas y maneras de justificar tales errores en el mundo, pero cada quien dara cuenta un dia a Dios de sus actos... Pero cambiar la conducta natural de un varon como lo diseño Dios porque me parece que le gustaria ser niña? es abominable solo recomiendo que vaya a la fuente que es Dios nuestro creador y en el libro de genesis es enfatico cuando dice que varon y hembra los creo Dios... jamas nombro cosa tal en la humanidad y tan raro jamas se avisto que los animales cambien su estado natural:::? solo el hombre siempre empeñado en llevarle la contraria a Dios...

    2 marzo, 2013 en 4:03 pm | Report abuse |
  2. ma

    Todos tenemos derecho, como veo las cosas, sólo existía él hombre y la mujer.
    Pero hoy en día están apareciendo muchas personas diferentes que están exigiendo Su derecho.
    A mi parecer, Lo más adecuado es dividir en tres, me explico, por ejemplo: baño para niñas, para niños y para Lgbt.
    No veo otra manera de que todos estén de acuerdo.

    1 marzo, 2013 en 1:31 pm | Report abuse |
  3. isuskogoldaraz

    Primero entiendo de sobra a tod@s l@s que tienen grandes dudas de este caso, aunque no pienso como vosotros. Primero deciros que me da la impresión de que contestáis sin ni siquiera, no solo conocer el caso en profundidad, también sin ni siquiera querer hacerlo y contestar solo para contradecir.
    Yo tengo claro que la sexualidad es algo que nace en las personas después de un cambio en el organismo, por eso no se puede culpar a unos niños por realizar por ejemplo, como ha pasado en numerosos casos, ciertos juegos que los adultos consideramos sexuales y a esas edades ni se acercan a serlo, solamente son inquietudes lógicas y naturales.
    Pero el artículo, que aprovecho ahora a felicitar a la redactora por la grata lectura que aporta, no habla de eso señor@s.
    El artículo afronta directa y sinceramente lo que viene a ser la definición del genero y no la idea de tal, que sería tan facil como quedarse con que se nace como se nace y punto. Quiero pensar que este caso es uno mas allá de que si se quiere vestir o no con la ropa que sea, que por cierto much@s niñ@s ya a día de hoy son vestidos con colores y ropas distintas desde pequeñ@s, juegan con juguetes distintos, etc, etc, caracterizados por su sociedad para el sexo distinto al suyo (yo cambiaría caracterizados por estereotipados pero escribo así para llegar a mas gente).
    En un caso como el transgénero, diferente por cierto de transexual ya con el sexo y la madurez formados, los estudios sobre la persona son enormes, psicológicos, intelectuales, biológicos, de su entorno... Sencillamente montando todas las piezas del puzle que existen para formar la imagen del total de ese ser, el resultado no nos coincide con la norma. Por cierto, norma que si saben entender la profundidad de las palabras en las voces de todas estas personas DIFERENTES, no es negada por ellos. De echo, lo que piden es su mas absoluta interpretación, toda norma se define por tener sus diferentes que hacen a su vez cumplir dicha norma ( entiendo que es algo difícil de comprender intrínsecamente ya que de no ser así no sería normal ).
    IFinalizo invitando a tod@s a buscar información en Internet, ya que tenemos la suerte de poder optar por ello, en relación un pequeño porcentaje científicamente ( por lo tanto empíricamente ) demostrado que existen, de niñ@s que nacen hermafroditas. Y es exactamente lo que la palabra quiere decir, es que no formamos sexualmente más al final que al principio del proceso fetal (puede que no sea del todo objetivo en este momento pero exijo poder permitírmelo). Lean acerca de todo esto y solo les pido que piensen como piensen finalmente, no se dejen de la oportunidad de maravillarse ante el saber de conocer algo asombrosamente desconocido. Diferente.
    Gracias por la atención a semejante parrafada jj.

    1 marzo, 2013 en 12:21 pm | Report abuse |
  4. GINA LOOR

    Es un ser humano que tiene derecho, ya es hora que la educación sexual, comience a ser enseñada con profundidad y aprender a respetar a las LGBT, si Dios creo en el reino animal y marino a los HERMAFRODITAS, esto es naturaleza propia. La idiosincracia con la que nos han formado nos hace ciegos, para nuestro creador todos somos sus hijos, nos ama por igual, aprendamos a vivir, respetándonos.

    28 febrero, 2013 en 10:52 pm | Report abuse |
  5. jose

    Nacio varon y es varon. Si los padres el hicieron niña es otra cosa. Que pasa si crece y quiere ser hombre? Que hara ahora? Como el trasgenero que cambio a mujer y no le gusto y ahora quiere ser hombre de nuevo. Y esto de transgenero es una falsa. Eres lo que naces y si no te gusta eso es cosa tuya y de dios. Pero no vengan diciendo que es algo normal, porque no lo es.

    28 febrero, 2013 en 10:00 pm | Report abuse |
  6. nico

    la pregunta no es si es nena o nene , la pregunta es quien piensa en los demas niños , respetar a coy? claro pero que de las niñas que usan el mismo baño sin contar que si ese fuera la respuesta entonces la pobre coy se sentira mas excluida de tener que estar solo

    28 febrero, 2013 en 8:01 pm | Report abuse |
  7. don toño

    Que estupidez un menor de tan sólo 6 años, ya puede definir su sexualidad? Pero ni yo no me acuerdo muy bien de lo que así a los 6 años, ni que querría, y creo que a la mayoría si no es que a todos nos pasa lo mismo cuando ya somos adultos. Eso ya más parece abuso infantil de parte de los padre, tiene que esperar que ya lis niños sean adultos para tomar sus propias desiciones y enfrentar sus vidas con responsabilidad.

    28 febrero, 2013 en 7:15 pm | Report abuse |
  8. Daniel

    Claro, y si yo siento que soy un cuervo y me lo creo, me visto de Negro y salgo por la calle aleteando.

    28 febrero, 2013 en 7:03 pm | Report abuse |
  9. Mauricio

    Estoy de acuerdo con Fer. Es simplemente valores, como los Padres educamos a nuesyros hijos y sobre todo el fundamento familiar, Dios creo al hombre y a la mujer y ese es un mandato y no deberia haber nada de discusion en este sentido, lo que pasa es que no edicamos a nuestros hijos con fundamentos y claro se educan con la sabiduria de la sociedad en que vivimos, analicemos estas palabras que la pueden encontrar en el gran manual de vida que Dios nos dejo, un abrazo a todos

    28 febrero, 2013 en 6:59 pm | Report abuse |
  10. IsabelOrtiz

    Al parecer aquí nadie se ha puesto a conversar con un niño, asumen que no toman decisiones, asumen que son como un disco vacío al cual hay que grabar directrices, parece incluso que los niños no tienen conciencia.
    Un niño puede ser influenciado, enseñado, cambiado, pero siempre tendrá poder de decisión y si la niña tiene esa confusión debe ser porque la quieren encasillar y no le dejan desarrollarse libremente

    28 febrero, 2013 en 5:44 pm | Report abuse |
  11. Angel Jiménez garcia

    Nada que hacer! Donna tiene razón en mucho , ya lo hecho...hecho está ,ahora rodear esta "niña" respetarle todos sus derechos, y hacerla sentir feliz en este mundo ....bla, bla, bla.....

    28 febrero, 2013 en 5:18 pm | Report abuse |
  12. Remmo

    Entonces, la idea es que si un niño desea ser ladron, la sociedad debe estar dispuesta a aceptar su decision, y obviamente sus padres tambien. No hay problemas, amarlo tal cual es.
    El genero no es algo que elegimos despues que nacemos, no existe la mente de una mujer en el cuerpo de un hombre. Asi como yo no puedo elegir el pais donde nazco, ni puedo elegir a mis padres, ni puedo elegir el color de mi piel o de mis ojos, ni puedo elegir mi clase social, tampoco puedo elegir mi genero. Imaginate "soy un blanco atrapado en el cuerpo de un negro". Es ridiculo. Y la permisividad de la sociedad ha convertido los valores y las buenas costumbres en un circo. Por un lado se promueve que los demas nos acepten como somos, pero al mismo tiempo no se enseña a las personas a aceptarse tal y como son. Fantastico!!

    28 febrero, 2013 en 4:51 pm | Report abuse |
  13. Fer

    A esta persona Donna rose no me importa si es una autora o no. No se porque quieren creer o hacernos creer
    Que es un desafio, es mas bien mentes reprovadas y desobedientes principios y valores.
    La identtidad de una persona es y va a ser desde que nace hasta que muere. Si es hombre, es hombre, si es mujer, es mujer. Y punto le busquen por donde le busquen NUNCA van a cambiar este principio.
    Lo podran distorsionar Pero NUNCA cambiar lo que es en contra de naturaleza.
    Si un hombre quiere ser mujer, y una mujer quiere ser hombre siempre va a ver problemas por cambiar el USO natural.
    Un ejemplo: que pasa si sacas un pez del agua o arrancas una flor? Mueren porque? No estan en su naturaleza.

    28 febrero, 2013 en 4:49 pm | Report abuse |
    • ceam

      Estas mal, tu machismo no t deja ver mas alla, conosco a muchos q desde niños ya an sabido su sexualidad, es raro pero fijate en el niño q es gay, se le nota, y eso nadie en este mundo lo puede canviar

      1 marzo, 2013 en 1:59 am | Report abuse |
  14. Frank

    Como llegaron los padres a saber que un niño de menos de seis años es una niña? Hay niños que se les ve desde chicos su afinidad a estar con ropa de mujer, mi vecino era uno de ellos, el siempre supo que era gay, pero siempre fue tratado como niño, cuando el pudo poner en orden su vida los padres lo apoyaron. Pero a los 6 años ya es un transgenero? Eso es locura e incompetencia de los padres.

    28 febrero, 2013 en 4:41 pm | Report abuse |
  15. Jaime Riquelme

    El problema no esta en que la niña es o no es transgénero el problema es quien analiza si la niña es así o si los padre la hicieron así, vistiéndola de gua gua de mujer. ese es el peligro que puede estar forzada a su condición actual.

    28 febrero, 2013 en 4:08 pm | Report abuse |
    • Yesenia

      me hice la misma pregunta cuando lei esta noticia. ¿como un ser humano de 6 años puede ser trangenero? creo que sus padres querian una niña, les salio niño y lo convirtieron en niña.

      28 febrero, 2013 en 4:43 pm | Report abuse |
    • Martina

      Jaime callate y no saques estupidas concluciones primero educate ,informate despues habla porque de verdad la ca .....,:)

      28 febrero, 2013 en 4:44 pm | Report abuse |
      • Cholo

        Martina, ilústranos por favor, no se consiguen muchos estudios de estos casos en América Latina

        1 marzo, 2013 en 8:53 am | Report abuse |
    • adrisilvs

      Los niños desde pequeños ya tienen conciencia de su identidad sexual, hay niños que con menos de 3 años no les gusta que les llamen por su género sino por el contrario.

      28 febrero, 2013 en 7:50 pm | Report abuse |