Congresista de Estados Unidos cuestiona la “estabilidad” del líder de Corea del Norte
17 marzo 2013
09:01 PM ET

Congresista de Estados Unidos cuestiona la “estabilidad” del líder de Corea del Norte

Por Matt Smith, CNN

(CNN) — Un congresista de Estados Unidos expresó su preocupación sobre la “estabilidad” del líder norcoreano Kin Jong Un después de meses de pronunciamientos y comportamientos  provocativos desde el estado comunista y nuclear.

“Tienen hay un líder de 28 años que trata de probarse antes los militares, y los militares están ansiosos de amenazar”, dijo el representante Mike Rogers, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara. “Y la combinación está mostrando ser muy, muy peligrosa”.

Corea del Norte lanzó órbita un satélite sobre un cohete de largo alcance en diciembre, realizó su tercera prueba nuclear en febrero y anunció este mes que abandonará el armisticio de 1953 que terminó con le Guerra de Corea.

El sábado, anunció que no negociará con Estados Unidos por su programa nuclear, desafiando los argumentos de que su programa armamentístico era una moneda de cambio que podría servir para obtener beneficios económicos.

Rogers, republicano de Michigan, le dijo al programa State of the Union de CNN que Corea del Norte “ciertamente” tiene la capacidad en misiles para atacar a Estados Unidos. Los analistas dicen que Corea del Norte está a años de distancia de ser capaz de poner un arma nuclear sobre un misil de largo alcance. Pero Rogers dijo que el hecho de que Norcorea esté dispuesto a amenazar abiertamente a Estados Unidos con un ataque nuclear es “ya un problema suficiente”.

“Esto es muy, muy preocupante, pues no conocemos la estabilidad de su líder, que, de nuevo, tiene 28 años”, dijo Rogers. “No estamos confiados de saber que él no tomaría esas medidas”.

Pyongyang hizo caso omiso a las numerosas advertencias contra la prueba de Febrero y amenazó después con que estaba preparada para lanzar un ataque nuclear preventivo para defenderse. El Consejo de Seguridad de la ONU hizo más severas sus sanciones contra Norcorea después de la prueba nuclear, lo que llevó a que su aliado, China, hiciera que la votación no fuera unánime.

El Norte también retomó sus amenazas contra Corea del Sur, advirtiendo de “fuertes contramedidas físicas” después de la votación de las sanciones.

Kim es el nieto de Kim Il Sung, fundador del estado de Corea del Norte. Kim llegó al poder en diciembre de 2011, tras la muerte de su padre Kim Jong Il. Vitor Cha, analista de Corea del Norte para el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington, dijo que las recientes acciones de Norcorea han propiciado el debate sobre si Kim “realmente está a cargo o si el Ejército está a cargo”.

“Los tres altos generales militares que estaban con él cuando su padre murió ya no están, y no sabemos qué pasó con ellos”, dijo Cha en el programa Fareed Zakaria GPS de CNN.

“Eso sería una señal de que él tomó el control, pero también podría ser una señal de la agitación dentro de un sistema en donde a algunos no les gusta el hecho de que un sujeto de 28 años ahora dirija al país”.

Y Donald Gregg, exasesor del entonces vicepresidente George H. W. Bush y exembajador en Corea del Sur, dijo que los contactos en Corea del Norte con los que se ha reunido recientemente le han dicho que “ya han salido de los diplomáticos, y ahora los militares están en control”.

“Lo que quieren es hablar de pasar del ahora disuelto armisticio  a la creación de un tratado de paz”, le dijo Gregg a GPS. “Eso de lo que quieren hablar, y cualquiera que esté dispuesto a hablar de eso, a ese le oirán. Cualquiera que quiera hablar de lo que llaman la antigua manera, que era renunciar a las armas nucleares y luego sí dialogar, no va a llegar a ningún lado”.

Gregg recomendó incitar a los norcoreanos a nuevas charlas. Pero Cha, exfuncionario del Consejo Nacional de Seguridad en la segunda administración de George W. Bush, dijo que eso no puede lograrse justo después de la prueba, y previó “un periodo muy difícil para los próximos dos meses”.

“No quieren entregar sus armas nucleares. Quieren ser capaces de tener su porción del pastel y comer también”, dijo. ”La política estadounidense del último cuarto de siglo has sido: ‘Estos asuntos están sobre la mesa si están dispuestos a entregar sus armas nucleares’. Ese es el problema. Ese es el dilema ahora”.

Temas:
Secciones: Corea del Norte • Corea del Sur • Estados Unidos