5 mentiras sobre el ataque en Boston que se volvieron virales
17 abril 2013
09:15 AM ET

5 mentiras sobre el ataque en Boston que se volvieron virales

Por Doug Gross

(CNN) — Nota del editor: Doug Gross reporta acerca de las tecnologías para el consumidor y la web para CNN.com. Síguelo en Twitter y agrégalo a tus círculos en Google+.

Millones de personas recibieron – y recibirán – pequeños adelantos de noticias a través de las redes sociales sobre los trágicos atentados con bombas del lunes en el maratón de Boston.

Ciertamente, la policía, los grupos de asistencia y los gobiernos usaron extensamente Twitter y Facebook para compartir información importante acerca de los atentados. Sin embargo, hay una faceta desafortunada en la que reacciona la red a las malas noticias.

A veces accidentalmente, y a veces maliciosamente, se deja correr información falsa. En la rápida caja de resonancia digital no pasa mucho tiempo antes de que se esparza.

“En días como este, Twitter muestra lo mejor y lo peor: hay montones de información a gran velocidad, pero con frecuencia es falsa y a veces lo es deliberadamente”, dijo Mark Blank-Settle, del Colegio de Periodismo de la BBC, en una publicación en el sitio.

Como siempre, las noticias que se descubren en línea (o en cualquier parte, en realidad) deben confirmarse antes de divulgarse, especialmente cuando ocurre una tragedia.

A continuación, te presentamos algunas de las noticias falsas más difundidas que encontramos en las redes sociales durante las últimas 24 horas.

Un hombre iba proponerle matrimonio a su novia y ella murió

Entre las muchas imágenes apasionantes que surgieron luego del atentado estuvo la de un hombre que lleva una camisa roja, está arrodillado en el suelo y acuna a una mujer en sus brazos. Se hizo viral y llevaba consigo una historia desoladora, pero falsa.

“El hombre de la camisa roja planeaba proponerle matrimonio a su novia en cuanto cruzara la línea de meta del maratón de Boston, pero ella murió”, se lee. “La mayoría de nosotros nunca experimentará tanto dolor emocional”.

De hecho, la imagen es real. Provino del diario Boston Globe y se compartió a través de Getty Images. Sin embargo, en el pie de foto de la agencia sólo se describe que se trata de un hombre que consuela a una mujer herida en la línea de meta.

Eso no impidió que viajara en grande. La publicación se compartió en una cuenta de Facebook un tanto engañosa que supuestamente representa al actor Will Ferrell (se hace llamar una “parodia” pero tiene 385.000 'Me gusta'). Para la mañana del martes, la foto tenía más de 448.000 'Me gusta' y se había compartido 92.000 veces.

Una niñita murió en la línea de meta

Otra desgarradora imagen de una supuesta víctima también se hizo viral. En esta, se ve a una niñita que corre una carrera y el texto indica que murió en una de las explosiones. En un giro retorcido adicional, la publicación señala que “estaba corriendo en honor a las víctimas de Sandy Hook”.

Sin embargo, si se observa rápidamente la foto se ve que su peto de corredor es de la carrera Joe Cassella 5K en Great Falls, Virginia. Además, el maratón de Boston no permite que participen corredores tan jóvenes.

En Google+, uno de los usuarios que compartió la imagen escribió: “Pobre niñita… la mataron en Boston..)”. Para el martes, tenía más de 500 comentarios y se volvió un tema popular en el sitio: apareció en losfeeds de todos los usuarios que no han desactivado esa función.

El martes, los organizadores de esa carrera acabaron con la historia en su cuenta de Facebook.

“Nos gustaría aclarar que la foto que está circulando en la red y en Twitter, en la que se ve a una niñita que lleva un peto de la carrera Joe Cassella 5K que supuestamente murió en el maratón de Boston se está usando de forma fraudulenta”, se leía en la página de la Fundación Joe Cassella.  El grupo recauda fondos para las familias de niños enfermos de la zona de Washington.

Los organizadores de la carrera donarán por los retuits

Una cuenta de Twitter surgió con el nombre @_BostonMarathon. Haciéndose pasar por los organizadores de la carrera, la persona que está detrás de esta cuenta tuiteó: “Por cada retuit que recibamos donaremos un dólar a las víctimas del maratón de Boston #PrayForBoston (oren por Boston)."

Para el lunes por la noche, la publicación se había retuiteado más de 50.000 veces.

Era falsa, desde luego. Twitter desactivó la cuenta poco después.

No fue el único engaño en Twitter. Otra cuenta de la que se habló mucho, @Hope4Boston, compartió una imagen de una niña de ocho años que supuestamente murió y la foto de un niñito que corría en la carrera y que supuestamente también había sido víctima.

Martin Richard, de ocho años, fue una de las tres víctimas mortales confirmadas hasta el martes por la mañana. Sin embargo, él estaba observando la carrera, no corriendo en ella.

La cuenta "Hope for Boston" (esperanza para Boston) se creó el 24 de marzo, según la herramienta de la red llamada “¿Cuándo te uniste a Twitter?”. Sin embargo, los suscriptores pueden cambiar sus nombres de usuario.

Las autoridades suspendieron el servicio de telefonía celular

El lunes, en las redes sociales, principalmente en Twitter, volaron los reportes de que la policía de Boston había desactivado las redes de telefonía celular para evitar que algún atacante usara un teléfono celular para detonar otro explosivo. Al menos en un reporte informativo se citó a una fuente anónima que tenía información al respecto, aunque después se retractaron.

La verdad es que la red inalámbrica de Boston simplemente se vio sobrepasada por el volumen de llamadas y otras comunicaciones después del ataque. El servicio fue lento y deficiente, pero nunca se suspendió. Verizon y otros proveedores de redes móviles confirmaron que las autoridades nunca los contactaron para pedirles que suspendieran el servicio.

Poco después de los atentados, los proveedores de redes móviles estaban reforzando sus redes en la zona de Boston. AT&T abrió su sistema wifi al público sin costo para ayudar a desahogar las líneas telefónicas tradicionales.

Teorías de conspiración

Casi odiamos tener que hablar de este tema. Empezaremos con lo esencial: cualquiera que en este momento que diga que sabe lo que ocurrió está inventándolo.

Sin embargo, eso no impidió que las imaginaciones increíbles, a menudo basadas en la ideología política, volaran casi inmediatamente después del ataque.

Un conductor de un programa de debates (a quien no nombraremos ni adjuntaremos su contenido aquí) tuiteó que los ataques “huelen muy mal” y parecen un supuesto “engaño” o un ataque planeado.

Al menos un usuario de la red estaba preparado para esto. Registró un sitio web —bostonmarathonconspiracy.com— el lunes. Si se hace clic en el enlace, se revela una página en blanco con un texto de color negro que se lee:

“Compré este nombre de dominio para evitar que algún chiflado de las teorías de la conspiración lo comprara. Por favor mantengan en sus pensamientos a las víctimas de este evento y a sus familias. Gracias”.

Temas:
Secciones: Crimen • Estados Unidos