6 formas en que tener relaciones sexuales ayuda a la salud
Tener relaciones sexuales ayuda a mejorar el sueño, a tener sensación de felicidad, a evitar problemas del corazón... En suma, ayuda a estar saludable.
3 septiembre 2013
11:06 PM ET

6 formas en que tener relaciones sexuales ayuda a la salud

Por Valerie Reiss, upwave.com

(upwave.com) - Todos sabemos que las relaciones sexuales se sienten bien, ¿pero también le hacen bien a la salud? La respuesta es un excitante: “¡Oh, sí!”.

“Tu salud sexual es un reflejo de tu salud general”, dice Ian Kerner, consejero de Nueva York y autor del libro She Comes First.

Los investigadores que estudian la ciencia del sexo han encontrado que ‘hacerlo’ sirve tanto para el autoestima como para reducir el riesgo de ciertas enfermedades. Por el contrario, si no tienes mucho libido, puede significar que tienes un problemas.

“Si no te sientes sexual, eso usualmente es una señal que algo más pasa en tu vida”, dice Kerner. “Podrías estar deprimido, en mal estado físico, podrías no estar comiendo bien, podrías estar estresado”.

Identificar y enfrentar esos problemas es esencial, dice Kerner, debido a que tu experiencia sexual está presente en prácticamente en cada aspecto de nuestras vidas.

La actividad sexual ofrece algunos de estos beneficios, que no vienen dentro de una píldora:

Puede ayudarle a tu corazón

Sí, una erección significa un corazón fuerte. Según un estudio de 2008 publicado en Journal of the American College of Cardiology, la disfunción eréctil está claramente relacionada con una deficiente salud cardiovascular.

Investigadores estudiaron a 2.300 hombres y encontraron que aquellos con disfunción eréctil tienen un 58% de mayor riesgo de tener una enfermedad cardiaca coronaria. Aunque hay otras causas para la disfunción eréctil, si tu “amigo” está flácido, ve a tu doctor cuanto antes y podrías salvar a tu corazón.

Puede reducir el riesgo de cáncer de próstata

Un estudio de 2004 publicado en Journal of the American Medical Association halló que de 29.000 hombres, aquellos que tenían 21 eyaculaciones al mes (ya sea con una pareja o solos) fueron significativamente menos propensos a tener cáncer de próstata después en sus vidas que quienes tenían sólo de cuatro a siete eyaculaciones al mes.

Puede ayudarte en tu trabajo

La antropóloga Helen Fisher encontró que el sexo frecuente mejora las habilidades de resolución de problemas, aumenta la creatividad e impulsa la cooperación entre otras cosas al liberar dopamina y oxitocina, es decir, los químicos de la felicidad en el cerebro.

Te hace ver más joven

El ‘resplandor’ después de una relación sexual no es una ilusión: un estudio en Escocia que lleva el registro de 3.500 hombres y mujeres europeos y americanos que aparentan ser más jóvenes de lo que en verdad son (de 7 a 12 años más jóvenes). Después de hacerles seguimiento a esos afortunados por 10 años, los investigadores encontraron que el factor número 1 que tenían en común era que hacían ejercicio frecuentemente.

¿El factor número 2? Sí: una vida sexual activa y saludable. De hecho, la mayoría de los participantes del estudio tenían sexo de dos a tres veces por semana, todos en un contexto de una relación comprometida.

(Esto para todas las madres y quienes dicen que el “sexo debería ser con sentimientos”: el sexo casual no tiene correlación con la belleza).

Alivia el estrés

Justo antes del orgasmo, con frecuencia las mujeres entran en un estado “similar al trance”, dice Kerner, al activarse partes del cerebro que ayudan a aliviar el estrés. Por eso el experto recomienda practicar “sexo por comodidad”, el tipo de relación que ocurre siempre en el mismo lugar, a la misma hora y usando la misma posición.

Puede que no sea apasionante, pero ayuda a que las mujeres entren rápidamente en un estado de profunda relajación.

Despierta el cerebro

Igual de importante al sexo por comodidad, dice Kerner, son esas dosis del tipo de sexo que estimula la imaginación con fantasía y emoción.

“La excitación sexual es una combinación de excitación física y psicológica”, dice Kerner. “Con frecuencia perdemos el componente mental que estimula la imaginación y la mente”.

Este artículo fue publicado originalmente en upwave.com

Temas:
Secciones: Salud