20 preguntas sobre el acuerdo nuclear de las potencias con Irán

Por Faith Karimi

(CNN) - Cuando de Irán y Occidente se trata, la relación tiene décadas de ser complicada. Y con este acuerdo no hay diferencia. Tras días de negociaciones, seis potencias mundiales y Teherán han llegado a un acuerdo que llama a Irán a limitar sus actividades nucleares a cambio de levantar algunas sanciones. Se trata de ideas políticas complicadas aunadas a ciencia complicada.

A continuación presentamos una guía rápida para que te pongas al día.

¿Cómo empezó el programa nuclear de Irán?

Estados Unidos lanzó un programa nuclear con Irán en 1957. En aquél entonces, el Shah gobernaba Irán y los dos países aún estaban en buenos términos. Con el respaldo de Estados Unidos, Irán comenzó a desarrollar su programa de energía nuclear en la década de los setenta. Sin embargo, EE.UU. retiró su apoyo cuando el Shah fue derrocado durante la Revolución Islámica en 1979.

¿Quiénes son estas "seis potencias mundiales"?

Las conversaciones las sostuvo el grupo P5+1, integrado por diplomáticos de Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Rusia, China, y por supuesto, Irán. Este grupo se ha estado reuniendo en Ginebra durante días, con la esperanza de llegar a una solución diplomática.

¿Irán es la única nación que cuenta con un programa nuclear?

No.

Se tiene conocimiento de que ocho naciones poseen armas nucleares, entre ellas todos los países que conforman el grupo P5+1, a excepción de Alemania. El vecino de Irán, Israel, siempre ha evitado confirmar si las tiene o no, aunque la Federación de Científicos Estadounidenses calcula que tiene alrededor de 80 armas atómicas. Sin embargo, desde la revolución de 1979, ha habido cada vez más preocupaciones respecto a que Irán podría enriquecer uranio y producir armas atómicas. Irán ha sostenido que su programa nuclear está diseñado con fines pacíficos solamente.

¿Por qué no ha habido tanto control sobre las otras naciones?

En el caso de las naciones, como India o Pakistán, no se tomó acción alguna en parte porque nunca firmaron el Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares. "Era muy poco lo que Estados Unidos podría haber hecho para detener a Pakistán", dice Mark Hibbs, un experto en política nuclear del Fondo Carnegie para la Paz Internacional. Irán, en cambio, firmó el tratado. Y como resultado, su programa fue puesto en el centro de atención. Además, la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) tenía información que sugería que Irán había llevado a cabo actividades en el pasado, las cuales no había declarado.

¿Por qué se cree que el programa nuclear de Irán es tal amenaza?

Desde la revolución, a Occidente le ha preocupado que Irán pudiera utilizar su programa nuclear para producir armas atómicas utilizando uranio altamente enriquecido. Hace diez años, inspectores nucleares del organismo internacional anunciaron que habían encontrado rastros de uranio altamente enriquecido en una planta en Natanz. Irán detuvo el enriquecimiento temporalmente, pero lo retomó en 2006; insistía que estaba permitido bajo su acuerdo con el OIEA.

Suficiente con los antecedentes. Hablemos acerca del acuerdo que se estableció.

Es más un arreglo provisional antes del acuerdo. Descrito como un acuerdo inicial de seis meses, la Casa Blanca dice que incluye "limitaciones sustanciales que ayudarán a prevenir que Irán cree un arma nuclear". En esencia, aminora el desarrollo del programa de desarrollo nuclear del país a cambio de levantar algunas sanciones mientras se elabora un acuerdo más formal.

Si no es permanente, entonces ¿por qué es tan importante?

Durante años, Irán y las potencias occidentales se han retirado de mesas de negociación en desacuerdo, frustración y animosidad abierta. Sin embargo, el tono diplomático cambió después de las elecciones de Irán de este año, en las cuales el Presidente Hassan Rouhani tomó el cargo. "Por primera vez en casi diez años, hemos detenido el progreso del programa nuclear iraní", dice el Presidente Barack Obama.

¿Qué pasa con las reservas que ya tiene Irán?

Como parte del acuerdo, Irán deberá reducir la concentración de sus reservas de uranio enriquecido al 20%. Aunque el uranio no alcanza el nivel para bomba hasta que está enriquecido al 90%, "una vez que llegas al 20% has recorrido el 80% del camino", dice Hibbs. El acuerdo también le exige a Irán que detenga todo el enriquecimiento por encima del 5% y que desmantele el equipo técnico que se requiere para dicha tarea. Antes que finalice la fase inicial del acuerdo, todas sus reservas deberán haberse reducido por debajo del 5%, o deberán haber sido convertidas a una forma no adecuada para mayor enriquecimiento, según expone el acuerdo.

¿Por qué el 5%?

Irán constantemente dice que enriquece uranio y construye reactores nucleares sólo con fines pacíficos de abordar las necesidades de energía de la población civil. Las plantas de energía nuclear utilizan uranio que ha sido enriquecido al 5%. Se trata del combustible que las plantas utilizan para generar electricidad.

¿Qué más tendrá que hacer Irán?

Irán también tendría que reducir la construcción de nuevas centrifugadoras e instalaciones de enriquecimiento, y congelar los trabajos básicos del reactor de agua pesada que desarrolla en Arak. Esa instalación podría ser usada como fuente de plutonio, un segundo camino hacia la fabricación de una bomba nuclear. El reactor que se encuentra en construcción en el suroeste de Teheran había sido un punto delicado en las negociaciones anteriores.

¿Qué es una centrifugadora?

Es un mecanismo utilizado para enriquecer uranio.

¿Cómo sabremos que Irán está cumpliendo su parte del acuerdo?

Se espera que Irán le otorgue acceso diario a inspectores del organismo internacional, el OIEA. Se espera que los inspectores visiten la centrifugadora y el centro de almacenamiento, plantas de uranio y el reactor de Arak, entre otros. El grupo P5+1 e Irán también formarán una fuerza especial conjunta sobre el asunto.

¿Qué pasa si no cumple su compromiso?

La comunidad internacional agregará más sanciones y presión.

¿Qué gana Irán con todo esto?

Miles de millones de dólares.

Como parte de los pasos preliminares, las potencias mundiales involucradas en las conversaciones proveerán "alivio limitado, temporal, dirigido y reversible para Irán".

El acuerdo declara que no habrá nuevas sanciones relacionadas al programa nuclear en el periodo de seis meses si Irán cumple con su parte del trato. Las potencias mundiales también suspenderán las sanciones en varios puntos, entre ellos las exportaciones de oro y de productos petroquímicos. Esa suspensión le otorgará a Irán más o menos 1.500 millones de dólares en ingresos, según la Casa Blanca. El hecho de suavizar las sanciones también se enfocará en otras áreas, como los fondos del gobierno de cuentas restringidas iraníes para sus estudiantes en otros países.

Sin embargo, la Casa Blanca dice que los 7 mil millones de dólares en alivio total es sólo una pequeña fracción. "La gran mayoría de los aproximadamente 100.000 millones de dólares que Irán tiene en inversiones en el extranjero son inaccesibles o limitadas por sanciones", afirma.

¿Qué ha quedado fuera del acuerdo?

Un mejor acuerdo habría incluido que los iraníes mandaran su uranio altamente enriquecido para que fuera convertido en otro lugar, dice Aaron David Miller, vicepresidente del Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson. "Habría sido mejor... si Irán hubiera puesto gran parte de su infraestructura nuclear fuera de uso. Pero ése fue el acuerdo que obtuvieron".

¿Cómo surgieron las sanciones?

Hace siete años, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó sanciones contra Irán por no suspender su programa nuclear. Las sanciones que inicialmente estaban dirigidas a la capacidad nuclear de Irán se expandieron para incluir prohibición en ventas de armas, petróleo iraní y ciertas instituciones financieras, entre ellas el banco central del país. Esto ha paralizado su economía y ha llevado a Irán a convertirse en un paria en la comunidad internacional. Los ingresos por la venta de petróleo se han venido abajo, y la moneda local había perdido el 80% de su valor para 2012. Los iraníes se han enfrentado a la tendencia de un crecimiento en la inflación y a despidos.

¿Por qué Israel no celebra el acuerdo?

Los dos vecinos y archirivales se han estado enfrentando por años. Israel dice que es quien más saldrá perdiendo si Irán desarrolla una bomba nuclear. Varias veces le ha advertido a Occidente que sean cautelosos al tratar con Teherán. Y a los legisladores israelíes no les alegra que su mayor aliado, Estados Unidos, haya ignorado sus advertencias y haya llegado a un acuerdo provisional con Irán. El primer ministro Benjamin Netanyahu llamó al acuerdo un "error histórico" al cual su país no está obligado.

Hay tanta tensión entre Irán e Israel, ¿por qué?

No siempre fue así. Después del nacimiento de Israel en 1948, las dos naciones disfrutaron de una "luna de miel" que duró hasta justo antes de la revolución de 1979, dice David Menashri, profesor emérito de la Universidad de Tel Aviv. Israel incluso suministró armas a Irán para ayudarla en su lucha contra su enemigo común, Irak. Sin embargo, la revolución Islámica que derrocó al Shah marcó un punto decisivo. La república Islámica, dirigida por clérigos chiíta en la nación predominantemente chiíta, vio a Israel como un estado ilegítimo sin derecho a existir, ciertamente no en medio de naciones musulmanas. Años después, Israel comenzó a considerar a Irán y su apoyo al terrorismo global como principal amenaza. Esas preocupaciones se intensificaron cuando inspectores internacionales encontraron rastros de uranio altamente enriquecido en una planta de energía en Irán.

¿Quién más está insatisfecho?

Arabia Saudita. Es un país conformado por sunitas en su mayoría. Irán es de mayoría chiíta. Arabia Saudita, como Israel, esta preocupada por la creciente influencia de Irán en el Medio Oriente. "El gobierno saudí ha estado muy preocupado por estas negociaciones con Irán y está insatisfecho frente al prospecto de una negociación con Irán", le dijo a CNN un funcionario del gobierno saudí, quien no está autorizado para hablar a los medios.

Entonces, ¿funcionará este acuerdo provisional?

No hay acuerdos perfectos. Y el exito de cada acuerdo provisional será medido "en meses y años, no en minutos", dijo Karim Sadjadpour del Fondo Carnegie. Aún está por verse si Irán en realidad va a refrenar sus ambiciones nucleares. Hay muchos obstáculos considerables que todavía no son evidentes. Ciertamente hay aspectos donde el acuerdo se quedó corto. Eso se verá después. Por ahora, todavía no descorchemos las botellas de champán, dice Miller.

Con información de David Simpson y Nick Thompson