Por Hilary Whiteman

(CNN) - Un día en la playa dio un giro terrorífico para dos jóvenes que encontraron el cuerpo en descomposición de un bebé enterrado en una tumba poco profunda.

Los chicos, de seis y siete años, se tropezaron con el bebé mientras jugaban en la arena en Maroubra, una playa popular en los suburbios del este de Sídney, la mañana del domingo.

De inmediato la policía acordonó la zona y comenzó a cavar alrededor de la tumba buscando pistas sobre la identidad del bebé, mientras los bañistas aturdidos -muchos allí por un carnaval de surf para salvar vidas de niños- miraban.

Este lunes, una autopsia confirmó que el bebé era una niña, dijo una portavoz de la policía de Nueva Gales del Sur a CNN.

La bebé fue enterrada sólo 30 centímetros por debajo de las dunas, a unos 30 metros de la línea de marea.

No estaba disponible el resultado de la autopsia, dijo la policía, ni la edad la edad de la niña y cómo murió.

La policía expresó su preocupación por el bienestar de la madre de la nena e hizo un llamado para que ella busque ayuda.

Mientras tanto, las autoridades están revisando los informes de personas desaparecidas, y los registros de nacimiento en los hospitales locales para tratar de determinar la identidad de la madre y su bebé.

La policía dijo que los dos chicos que encontraron la niña en la playa estaban recibiendo ayuda del club de surf local.

La bebé es la segunda abandonada que en la ciudad en las últimas semanas.