La incubadora llamada Lullaby Warmer Prime, está diseñada para funcionar en áreas con infraestructura deficiente.

(CNN) - La vida como un bebé prematuro es precaria... especialmente si estás en la zona rural de la India.

Cada año, alrededor de 750.000 muertes neonatales tienen lugar en la India, siendo una de las más altas tasas de mortalidad en el mundo.

El acceso a incubadoras es mínimo en las áreas rurales; la tecnología neonatal es costosa, especialmente para instalaciones médicas locales.

Sin embargo, esto pronto será cosa del pasado.

Una empresa conjunta entre Wipro y General Electric ha desarrollado una incubadora más segura, más fuerte y más eficiente para el mercado de la India y su concepto es, literalmente, a prueba de balas. La máquina de alta tecnología está equipada con material a prueba de balas y es capaz de manejar sobrecargas eléctricas impredecibles.

La incubadora llamada Lullaby Warmer Prime, está diseñada para funcionar en áreas con infraestructura deficiente. Además de la unidad de potencia modificada para manejar picos de energía eléctrica, se actualizó un indicador de temperatura equipado con Kevlar y las bombillas ahora cuentan con luces LED de larga duración... y también duran mucho más tiempo.

Lo que es más, cada unidad, fabricada en Bangalore, es un 30% más barata de lo que costaría en Estados Unidos.

Lucha contra una estadística no deseada

El calor es esencial para la supervivencia de los bebés prematuros y muchas madres campesinas se ven obligadas a conformarse con lo que tienen para mantener con vida a su hijo. El doctor, Sahana Devadas, pediatra del hospital más grande de niños de Bangalore, dice que las madres a menudo improvisan, cubriendo a su bebé y colocándolo "bajo la luz de una bombilla" para mantener la temperatura corporal.

Sin embargo, ahora la esperanza es que las incubadoras más baratas y más sólidas desarrolladas por Wirepro y GE llegarán incluso a los hospitales más remotos y frenarán la alta tasa de mortalidad infantil.

Un enfoque únicamente de la India

Con sede en Bangalore, el Silicon Valley de la India, el equipo del proyecto describe su enfoque como "la innovación inversa".

Tomando las tecnologías existentes, ellos perfeccionaron, economizaron y desarrollaron una versión de incubadoras prevalentes en Europa y Estados Unidos, todo por una fracción del costo.

Eso no quiere decir que el desempeño se vea comprometido. El Dr. Devadas afirma que la mortalidad infantil se ha reducido a la mitad en su hospital desde que se introdujeron las nuevas unidades.

El objetivo a largo plazo es que las incubadoras sean enviadas a todo el mundo, reduciendo el costo de la atención neonatal a nivel mundial, mientras que al mismo tiempo se aumenta la ubicuidad de—y por lo tanto el acceso a— estos dispositivos que salvan vidas.

Buenas noticias para cualquier persona que pronto se volverá padre.