(CNN)– Cientos de migrantes están retenidos este martes en la estación de trenes Keleti, en Budapest.

Los migrantes esperaban abordar los trenes que los llevaran a Austria y a Alemania, pero en lugar de eso, se encontraron la estación cerrada, debido a la enorme afluencia.

La multitud, enojada, gritaba: "¡Hungría no, Alemania Sí!

La policía y los funcionarios estaban dando informaciones contradictorias a migrantes y periodistas. Algunos dijeron que la estación estaba abierta, y otros que los trenes estarían retrasados por varias horas.