(CNN Español) - No todas las historias entre tiburones y bañistas terminan en tragedia. Decenas de personas en una playa de Cape Cod, Massachusetts, decidieron ayudar a un tiburón blanco que estaba varado en la arena.

Juntos construyeron una zanja que iba desde el lugar donde estaba el escuálido hasta el mar.

Igualmente cavaron un pozo poco profundo alrededor del animal, que estaba aletargado, y lo llenaron de agua para arrastrarlo hacia el agua con una cuerda que ataron a su cola.

En la escena captada en video se puede ver y escuchar a los bañistas celebrar cuando el tiburón vuelve al agua y es liberado.