El paciente falleció por un parásito conocido como Hymenolepis nana. En la imagen se muestra parte de las reacciones celulares por la infección producida por el parásito en el hombre de 41 años. (Crédito: New Journal of Medicine)

(CNN) - La comunidad científica internacional está en alerta por el descubrimiento de un nuevo tipo de cáncer que desarrolló un hombre de 41 años del que contagió a través de un parásito intestinal.

“El hallazgo es extraordinario. Antes no se conocía que uno pudiera tener un cáncer por células de otro cuerpo, ya que el cáncer se produce con células de uno mismo”, explicó el doctor Carlos Andrés Araújo, médico infectólogo de la Clínica Universitaria Bolivariana, en Medellín, Colombia, y que atendió al paciente que sufría de VIH y fue víctima de este parásito.

Doctor Carlos Araujo, Clínica Universitaria Bolivariana, en Medellín, Colombia. (Crédito UPB)

Doctor Carlos Araujo, Clínica Universitaria Bolivariana, en Medellín, Colombia. (Crédito UPB)

El caso ocurrió en 2013 pero salió a la luz pública recientemente por un artículo publicado por la revista New England Journal of Medicine. Allí se explica que el cáncer fue causado por las células de un parásito intestinal que invadieron al paciente y le produjeron lesiones en los pulmones y en su sistema linfático.

Células extrañas

El paciente —cuyo nombre se mantiene en reserva—era un hombre de 41 años que sufría de VIH y recientemente había abandonado el tratamiento, según le contó el médico tratante a CNN.

Él tenía un parásito intestinal conocido como Hymenolepis nana, que según explica es común y se estima que lo portan unos 75 millones de personas en todo el mundo.

Las células cancerígenas detectadas en el hombre eran más pequeñas que las de su cuerpo. Pertenecían un cuerpo externo.

Las células cancerígenas detectadas en el hombre eran más pequeñas que las de su cuerpo. Pertenecían un cuerpo externo.

El hombre llegó a mediados de enero de 2013 a la Clínica Universitaria Bolivariana de Medellín en grave estado de salud: había bajado de peso y tenía lesiones extensas en su cuerpo a causa del VIH. Al hacerle los exámenes médicos, se encontraron células más pequeñas en su cuerpo, hecho que llamó la atención de la comunidad científica en Colombia, que en ese momento no pudo develar el misterio.

Por tal motivo se envió una muestra a varios laboratorios en todo el mundo (entre ellos a centros de EE.UU., Reino Unido y Japón), donde se descubrió que el cáncer lo habían causado las células del parásito.

Un caso fortuito

El doctor advirtió que este parásito común no va a producir una epidemia de cáncer en quienes lo padecen, sino que se trató de un caso fortuito, sin precedentes.

"A la gente no le va a dar cáncer por tener este parásito en el intestino. Se estima que hay 75 millones de personas en el mundo que pueden estar infectadas en el intestino con este parásito, pero no significa que les vaya a dar cáncer", explicó el doctor.

"Es un caso excepcional, es un caso raro. Puede que hayan algunos casos más en un futuro, pero no pensamos que vaya a ser una situación masiva. Es importante que la gente sepa esto", agregó el profesional desde la ciudad de Medellín.

Finalmente el doctor advierte que las personas deben tener ser cuidadosas con el lavado de los alimentos y de las manos, ya que el parásito se adquiere por malas condiciones de higiene.

“La recomendación es lavarse las manos, lavar los vegetales y las frutas con agua limpia, consumir agua potable”.

El doctor Araújo envía un mensaje de tranquilidad al público, diciendo que desde hace tiempo existe un tratamiento común para contrarrestar las enfermedades producidas por este parásito.

Aclara también que el hombre no falleció producto de este cáncer, sino porque su sistema renal falló renal y por las múltiples lesiones producidas por la pérdida de defensas.