(CNNMoney) - La economía estadounidense está zumbando de nuevo.

Octubre fue un mes con una fuerte ganancia de empleos. Desde que el presidente Obama asumió el cargo, la economía ha añadido 8,7 millones de empleos.

En muchos frentes hay mucho que celebrar. Más personas regresan a trabajar. Los precios de la gasolina son extremadamente bajos. El mercado de valores está de vuelta, cerca de sus altos precios de siempre. Los precios de las casas se han recuperado en la mayor parte del país.

Incluso los salarios y los gastos de consumo finalmente están empezando a mostrar signos de restablecimiento.

El desempleo ahora ha bajado al 5%... un nivel saludable que Estados Unidos no había visto desde antes de la crisis financiera de 2008.

Una economía más fuerte es un problema para los republicanos

"Con un bajo desempleo y los salarios en aumento, la tarea de los republicanos se hace mucho más difícil", dice Doug Holtz-Eakin, presidente de American Action Forum y antiguo asesor económico de la campaña presidencial de John McCain.

Por supuesto, todavía existen desafíos. El crecimiento económico es bueno, pero no es grandioso. Estados Unidos se ha estado expandiendo aproximadamente un 2% al año. Eso es mucho más lento que el crecimiento normal del 3% que Estados Unidos ha promediado durante las últimas décadas.

"Nos hemos estado recuperando en un 2,2%. La pregunta es ¿veremos acaso algo que sea más rápido?", dice el economista Holtz-Eakin.

Él añade que el informe 'strong jobs' del viernes informa que "es prometedor pero, de ninguna manera, es definitivo" que el crecimiento remonte.

La economía de Obama está remontando

Pero, en general, cada vez es más difícil encontrar fallas en la economía de Obama.

"Los republicanos –o Bernie Sanders, en este caso– ya no pueden afirmar de manera creíble que la economía es terrible", dice Greg Valliere, estratega global en jefe en Horizon Investments.

El empleo en Estados Unidos alcanzó un mínimo en diciembre de 2009... hacia el final del primer año de Obama en el cargo. Desde entonces, la economía en realidad ha ganado casi 13 millones de empleos.

Uno de los puntos conflictivos en la economía de Obama era que demasiadas personas que deseaban empleos de tiempo completo tenían que conformarse con empleos de medio tiempo. Se temía que la Ley de Cuidado de Salud Asequible pudiera causar que los empleadores mantuvieran a los trabajadores medio tiempo para no tener que pagar beneficios de atención médica.

Hasta ahora, la evidencia no muestra eso. Durante el año pasado, 1,2 millones de estadounidenses han sido capaces de hacer la transición de un empleo de medio tiempo a un empleo de tiempo completo, una señal alentadora.

La otra crítica frecuente es que como mucho, son muy pocos los estadounidenses que están trabajando. La así llamada tasa de participación en la fuerza de trabajo está en el nivel más bajo desde 1977. Algo de eso se debe a que los baby boomers empezaron a jubilarse y los estadounidenses más jóvenes están estudiando para especializarse más. Pero ese es un cambio cultural.

Cómo Obama se compara con otros presidentes respecto a los empleos

Es justo preguntar: ¿De qué manera se compara Obama a sus predecesores en cuanto a los empleos?

Hasta este punto en sus ejercicios presidenciales, se han añadido tantos puestos de trabajo bajo el mandato de...

Ronald Reagan: 12,1 millones

Bill Clinton: 20,4 millones

George W. Bush: 5,4 millones

Estas cifras no tienen en cuenta el hecho de que la población de Estados Unidos ha estado creciendo. Así que las ganancias bajo los mandatos de Clinton y Reagan en realidad se verían aún más sólidas.

Después de la Gran Recesión, la economía se está recuperando, pero la pregunta sigue siendo si continuará remontando en los próximos meses.

Se espera que la Reserva Federal también aumente las tasas de interés, algo que podría causar alguna turbulencia a corto plazo, a medida que la economía se adapta.

"Tal vez [la economía] no se ha recuperado por completo, pero el mercado de trabajo se ve extremadamente saludable", dice el estratega Valliere.