Un cuerpo yace afuera del teatro Bataclan

(CNN) - Al menos 129 personas murieron y otras 350 resultaron heridas en ataques en el centro de París la noche del viernes 13 de noviembre, informaron autoridades parisinas este sábado. Francia está en máxima alerta, hay estado de emergencia y cierre de las fronteras.

Casi un centenar de los heridos fueron reportados en condición crítica.

Ocho terroristas murieron tras ataques coordinados en París, dice la fiscalía de la ciudad. De esos ocho, siete ejecutaron atentados suicidas. No se ha determinado el total de terroristas que participaron en los ataques.

Los ataques se produjeron en seis lugares distintos. Uno se llevó a cabo en el teatro Bataclan, donde los terroristas mataron a decenas de personas.

Minuto a minuto: Ataques en París 

Otros ataques se llevaron a cabo en la calle Bichat frente al restaurante Petit Cambodge, en el 10ª distrito y en la calle Charonne en el distrito 11ª, frente al bar La Belle Equipe. Otro en la Avenue de la Republique, en el 10ª distrito uno más afuera del Stade de France en Saint-Denis, según un comunicado del cuerpo de bomberos.

Un total de 38 hospitales en la capital francesa están en alerta para recibir a los heridos. Se han desplegado 1.500 soldados adicionales en París.

Un testigo le dijo a Radio France que los atacantes entraron a la sala de conciertos disparando rifles y gritando "Allahu akbar". El testigo dijo que los hombres dispararon hacia el centro del público, el concierto se detuvo, y todos se tiraron al suelo.

El presidente François Hollande declaró el estado de emergencia en Francia y el cierre de las fronteras. Calificó los hechos de ataques terroristas.

Desde el Bataclan, Hollande dijo que Francia será "implacable" en su respuesta a la masacre.

"Lo que los terroristas quieren es asustarnos, espantarnos; pero somos una nación que sabe defenderse", dijo el mandatario.

"Tomamos la decisión de movilizar todas las fuerzas posibles", sentenció. Hollande canceló su viaje a la cumbre del G20 en Turquía.

Hubo al menos seis tiroteos en la ciudad y tres explosiones en el Stade de France en Saint-Denis. Tras las detonaciones, el público ingresó en medio del caos a la cancha.

En el teatro Le Bataclan —en donde había un concierto de un grupo de rock californiano Eagles of Death Metal— hubo una toma de rehenes y la policía realizó un operativo para recuperar el control; dos atacantes murieron.

La explosión en el estadio de París parece ser un ataque suicida, esto debido al hallazgo en el lugar de un cuerpo desmembrado, consistente con los cadáveres que dejan ese tipo de explosiones, le dijo una fuente de inteligencia a CNN.

El estadio fue acordonado por las explosiones. El presidente François Hollande estaba en el estadio en el partido de fútbol entre Francia y Alemania, pero fue trasladado a la luz de los incidentes.

Ningún grupo se ha atribuido los atentados coordinados. A través de Twitter, ISIS aplaudió los ataques.

El presidente de EE.UU. Barack Obama dice que se trata de un "ataque contra la humanidad" y que se trata de un "intento indignante de aterrorizar civiles".

"Vamos a hacer lo posible para trabajar con los franceses y someter a estos terroristas", dijo el mandatario.

"La situación todavía está en desarrollo. He decidido no llamar al presidente Hollande porque está muy ocupado", señaló Obama, quien dijo que no especulará sobre los responsables.

Funcionarios antiterroristas alrededor de Estados Unidos están intentando reunir información y establecer si hay alguna indicación de amenazas en Estados Unidos.

No hay nada que indique alguna amenaza a ciudades estadounidenses hasta ahora. La sospecha inmediata de lo que ha ocurrido en París es que se trata de personas que estuvieron en Siria e Iraq y que regresaron a Francia, algo de lo que los franceses tenían preocupación.

Como medida de precaución, la policía de Nueva York está incrementando la seguridad alrededor de lugares sensibles luego de los incidentes en París, dijo una fuente a CNN. Hasta ahora no se sabe de amenazas en el área de Nueva York.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que los atacantes odian la libertad, y se comprometió a su país ayudará a dirigir la lucha contra los terroristas.

En enero de 2015, islamistas radicales atacaron la sede de la revista satírica Charlie Hebdo matando a 11 personas. Fue el más reciente ataque terrorista que puso en alerta a las autoridades francesas.

Lo que los terroristas quieren es asustarnos, espantarnos; pero somos una nación que sabe defenderse

François Hollande