Un experto forense israelí vigila el lugar de los hechos donde tres personas murieron y varias resultaron heridas en el asentamiento judío de Gush Etzion, en Ribera Occidental. (Crédito: AHMAD GHARABLI/AFP/Getty Images)

(CNN) - Tres personas murieron en un tiroteo desde un auto en un cruce de tráfico intenso en la Rivera Occidental, según las fuerzas de seguridad Israelíes.

Un hombre armado sin identificar abrió fuego contra los vehículos que estaban atascados en el tráfico en Gush Etzion, un conjunto de asentamientos israelíes en la Ribera Occidental, antes de embestir su vehículo contra varios peatones. El asaltante fue arrestado por las fuerzas de seguridad.

Un joven yeshiva de 18 años de edad, de nacionalidad estadounidense originario de Boston murió en el tiroteo, según informó el líder del grupo de respuestas de emergencia este jueves.

Otros estadounidenses también resultaron heridos en el ataque, según Yehuda Meshi-Zahav, presidente de ZAKA, una organización de respuesta a emergencias.

Los estudiantes yeshiva están en la ciudad de Bet Shemesh en Israel.

El Departamento de Estado no confirmó la información sobre los reportes de los estadounidenses involucrados en el ataque y pidió referir la información a las autoridades locales.

Estados Unidos calificó como terroristas los ataques en Israel y en la Ribera Occidental.

“Condenamos esos ataques terroristas en contra de civiles inocentes, en los términos más fuertes posibles” dice el comunicado.

“Como hemos dejado claro, seguimos profundamente preocupados por la situación y seguimos instando a todas las partes a tomar medidas activas para restaurar la calma y evitar acciones que puedan intensificar aún más las tensiones”, añade el Departamento de Estado.

No se estableció inmediatamente si las víctimas murieron por los disparos o por los impactos del vehículo.

Gush Etzion está ubicado aproximadamente a 17 kilómetros al sur de Jerusalén.

Más temprano el jueves dos personas murieron apuñaladas en Tel Aviv, según la policía israelí. El atacante fue arrestado y permanece bajo custodia de la policía.

Los dos accidentes hacen del jueves uno de los días más mortíferos desde que inició la ola de violencia entre árabes e israelíes en octubre.