Adam Coleman (izq.) y Dean Lucas.

(CNN) – Tres hombres fueron detenidos en México como sospechosos de asesinar a dos surfistas australianos, cuyos restos quemados habrían sido encontrados en una camioneta registrada a nombre de una de las víctimas.

Los detenidos son presuntos distribuidores de drogas al menudeo, que asaltaban a los automovilistas en un tramo de la carretera que conduce a la ciudad de Navolato, en Sinaloa, dijo el fiscal general de ese estado mexicano, Antonio Higuera.

Otros dos sospechosos siguen prófugos.

Dean Lucas y Adam Coleman, ambos de 33 años, estaban en un viaje de surf desde Canadá hasta México, pero no llegaron como estaba previsto a la ciudad de Guadalajara, el 21 de noviembre.

Aquel día, dos cuerpos fueron encontrados en una camioneta, en un remoto camino rural de Sinaloa, lugar de origen del cártel del mismo nombre, que dirige el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Pero hasta ahora, las autoridades han dicho que ninguno de los sospechosos son parte de algún cártel importante, sino que trataron de robar a los surfistas, cuando pasaban por Sinaloa en su camino a Guadalajara.

Al parecer, una de las víctimas -Coleman- golpeó a uno de los ladrones y estos le dispararon. Los miembros de la banda habrían matado después a Lucas, para luego rociar ambos cuerpos con gasolina y prenderles fuego.

Autoridades difundieron fotos de las evidencias que, dijeron, estaban asociadas con los asesinatos. En las imágenes aparecen armas, municiones, teléfonos celulares, computadoras portátiles, y uniformes falsos de la Policía Federal.

Los restos humanos encontrados en la camioneta todavía no se han identificado, pero las autoridades estatales dijeron que el vehículo estaba registrado a nombre de Coleman, en Canadá.

Las familias de las víctimas se dirigían a México desde Perth, Australia, para identificar los cuerpos. Una página del sitio GoFundMe ha recaudado unos 44.000 dólares para ayudar a los familiares con los costos del viaje.