(CNN) – Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió Alaska la madrugada de este domingo.

El Servicio Sismológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) reportó que el epicentro del sismo se ubicó cerca de Cook Inlet, a unos 260 kilómetros al suroeste de Anchorage y a 80 kilómetros de profundidad.

El USGS informó que había una probabilidad baja de víctimas y daños y que el movimiento sacudió las ciudades cercanas.

Por su parte, el Servicio Meteorológico de Estados Unidos dijo que no había amenaza de tsunami por el sismo, debido a la profundidad en la que se generó.

El temblor se registró cerca de la 1.30 am, hora local y duró unos 30 segundos.

La policía de Anchorage, capital del estado, dijo en Twitter que no tenía reportes de daños mayores ni víctimas por el terremoto.