(CNN) - La Organización Mundial de la Salud declaró la situación del virus del Zika como una "emergencia pública de salud de preocupación internacional".

Así lo anunció la doctora Margaret Chan, directora general de la OMS en Ginebra, después de la primera reunión del Comité de Emergencia de Regulaciones Internacionales de Salud.

"Se necesita una respuesta internacional coordinada para luchar contra el zika", dijo Chan.

Chan aclaró que el zika como tal no era una emergencia de salud pública internacional, pero sí la microcefalia y demás efectos de este virus transmitido por mosquitos.

La enfermedad transmitida por mosquitos ha estado presente desde hace algunas décadas, pero las alarmas se encendieron hace poco pues se descubrió la conexión del zika con malformaciones congénitas y síntomas neurológicos.

"La llegada del virus a algunos lugares ha sido asociada con un aumento pronunciado en el nacimiento de bebés con cabezas anormalmente pequeñas y casos del síndrome de Guillain-Barre", explicó Chan la semana pasada.

Los CDC recomendaron que las mujeres embarazadas y las mujeres que intentan quedar embarazadas deberían considerar retrasar sus viajes a América Latina y el Caribe para evitar contraer el virus, ya que existe una evidencia cada vez mayor de que este podría estar relacionado con la microcefalia, un defecto de nacimiento que puede impedir que la cabeza y el cerebro se desarrolle por completo.

Según la OMS, es razonable estimar que puede haber de 3 a 4 millones de casos de zika en las Américas en un periodo de 12 meses.

El virus ahora está presente en 23 países y territorios de la región.

Según Chan, a la emergencia contribuyeron la propagación del virus, la falta de vacunas y la falta de controles.