En esta imagen del 2 de febrero pasado, se puede ver parte de campo de refugiados de Dikwa, en Borno, Nigeria, que fue atacado por mujeres suicidas del Boko Haram. (Crédito: STRINGER/AFP/Getty Images).

(CNN) – Al menos 58 personas murieron y otras 78 resultaron heridas cuando dos mujeres suicidas detonaron sus chalecos con explosivos en un campo de refugiados, en el noreste del estado Borno, en Nigeria.

Se trata de un gran campo de desplazados por la violencia del grupo terrorista Boko Haram.

Las atacantes se infiltraron entre los refugiados para perpetrar el atentado en la localidad de a según Satomi Alhaji Ahmed, jefe de la Agencia para el Manejo de Emergencias de Borno.

"Tres terroristas entraron al campamento alrededor de las 6:30 am, hora local, disfrazadas de personas desplazadas. Dos de ellas detonaron sus explosivos. La tercera desistió al darse cuenta de que sus padres y hermanos estaban en el campamento", añadió Ahmed .

La mujer que no detonó su chaleco confesó que ella y las otras dos atacantes fueron enviadas por Boko Haram para cometer el atentado en el campo y advirtieron que más terroristas estaban en camino al refugio, dijo el funcionario.

"Ella le dijo a los militares que la interrogaron que estaba entre varias mujeres elegidas por Boko Haram para atacar el campamento. Que más ataques estaban en curso pues las terrorista podían colarse en el campamento de diferentes formas", aseguró el jefe de la Agencia para el Manejo de Emergencias de Borno.

Más de 53.000 personas que huyen de los ataques de Boko Haram en seis distritos están protegidas en el campo de desplazados bajo protección militar.

Con información de Aminu Abubakar, en Lagos, Nigeria