(CNN) – Observa detenidamente la esfera de un nuevo reloj Arceau Tigre edición limitada de Hermès, el arte de las técnicas utilizadas podría no ser evidente al inicio.

Sin embargo, este es el producto de muchas semanas de trabajo de Olivier Vaucher, uno de los pocos artistas del esmalte capaces de trabajar en estos detalles a esta escala. En efecto, esta particular técnica —émail ombrant, o esmalte sombreado— nunca antes ha sido utilizada en un reloj.

¿Qué es esmalte sombreado?

El tema se talla en negativo en un molde, donde se vierte porcelana de pasta blanca para formar la obra en sí. El truco aquí es que el artesano imagine el efecto de esas variaciones en el espesor de la porcelana para crear los matices adecuados.

160322103852-metiers-baselworld-hermes-craft-exlarge-169

Hermès Arceau Tigre es el primer reloj en el que se ha utilizado la técnica del esmalte sombreado.

Al acumularse en las zonas más profundas, el material se vuelve más denso y más oscuro —para que así menos luz pueda pasar a través del mismo— mientras que las zonas más elevadas están cubiertas casi en su totalidad y, por lo tanto, siguen siendo de color claro. El resultado da un efecto sombreado y la imagen solo se puede ver plenamente en la luz directa, de ahí el nombre del método.

"Las cavidades y zonas elevadas se forman exclusivamente en función de la luz que capturarán o reflejarán, por lo que un grabado email ombrant es develado solo cuando es finalmente capturado en el esmalte", dice Vaucher al referirse a la pieza compuesta de esmalte negro sobre una base de oro blanco grabada.

"El grabado en oro sin duda es un arte, al igual que el esmalte. Pero el elemento más difícil en esta nueva técnica es que nunca sabrás si lo que has grabado es correcto ni cómo se verá luego de esmaltarlo".

Relojes como arte

De hecho, este tipo de mano de obra compleja la encuentras cada vez más en los mejores relojes del mercado.

Llamado el 'metiers d'art', tales técnicas decorativas como el grabado, lacado, cloisonné de oro, filigrana y esmaltado —de los cuales existen diversas variedades, champleve, el plique-a-jour y grisalla, entre otros— están haciendo que los relojes en los que son utilizados parezcan no solo piezas de arte sino también piezas de relojería.

"Es uno de los aspectos destacados de la relojería que no puede ser industrializado; eso resalta el toque humano", argumenta Edouard Meylan, director ejecutivo de H. Moser. La marca acaba de lanzar su pieza Heritage, con una caja de bolsillo estilo reloj, la que de manera inusual ha sido esmaltada en la curva.

160321181343-metiers-baselworld-h-moser-close-exlarge-169

H. Moser acaba de lanzar su pieza Heritage

"El 'metiers d'art' es tradicional, pero eso es lo que le da al reloj un valor a largo plazo".

Heritage es una edición limitada de 10, pero tal es la artesanía requerida de la más extrema metiers d'art que muy pocas piezas no son ediciones limitadas.

Esto es aún más cierto dado que la industria busca emplear artes cada vez más extravagantes, reinventando a los que se han perdido desde hace mucho tiempo e incluso inventando otros nuevos.

De cáscaras de huevo a pequeñas esculturas

Jaquet Droz, por ejemplo, tiene su Petite Heure Minute Marquetry, en la que la esfera de mosaico está hecha de cientos de pequeñas piezas de cáscaras de huevo de codorniz.

El Bonsai de Blancpain o 'The Great Wave' utiliza obsidiana plateada por primera vez en una base de Shakudo, una antigua aleación japonesa que cuenta con una pátina única por inmersión en un baño de sales rokusho. El 'Happy Fish' de Chopard utiliza el grabado fleurisanne para crear temas en alto relieve. Baron de Lebeau-Courally emplea la técnica de grabado de plata 'Liege Tapestry', la cual es más comúnmente utilizada para decorar las escopetas.

160321172052-metiers-baselworld-roger-dubuis-close-exlarge-169

Knights of the Round Table de Roger Dubuis muestra a un guerrero sentado en cada uno de los índices

Del mismo modo, en los últimos años se ha visto cómo Cartier revive la granulación, una forma de arte que alcanzó su punto máximo alrededor del año 800 a.C. con los etruscos, mientras que la esfera 'Knights of the Round Table' de Roger Dubuis muestra a un guerrero legendario sentado en cada índice, cada uno con una altura de 6,5 mm y esculpido en bronce bajo un microscopio.

En el mundo de 'metiers d'art', todo está permitido. Sin embargo, según señala Manuel Emch, director ejecutivo de Romaine Jerome, tales artes decorativos no siempre tienen que remontarse al pasado, Los últimos relojes de su marca utilizan pintura en miniatura en una esfera de piedra de lava, correas tatuadas y emplean esmaltado para crear personajes de videojuegos.

160321153559-metiers-baselworld-romain-jerome-exlarge-169

Una esfera de piedra de lava y correas tatuadas son ejemplos de diseños modernos de Romaine Jerome

Los clientes más jóvenes quieren ideas modernas

"El interés en el metiers d'art ha aumentado fuertemente en los últimos años, lo cual coincide con el interés que se tiene en todas las cosas hechas a mano y más individualistas", dice.

"También es una evolución natural para el reloj. Ya que tenemos todos estos dispositivos que nos dan la hora, el reloj se está convirtiendo en una pieza decorativa. Además, el desarrollo del movimiento es tan intensivo en cuanto a tiempo e inversión que para crear algo mecánicamente único rara vez es posible de la forma en que se puede lograr con el 'metiers d'art'.

"Sin embargo, eso no quiere decir que no se les pueda dar una expresión contemporánea. Los clientes más jóvenes se sienten menos atraídos a las metodologías tradicionales. Ellos quieren ideas modernas".

Esto es parte de una serie dedicada al Baselworld 2016. Josh Sims es escritor independiente, experto en relojes y autor de "Icons of Style".

"Es uno de los aspectos destacados de la relojería que no puede ser industrializado; eso resalta el toque humano".

Edouard Meylan, director ejecutivo de H. Moser