Bandera de la comunidad de la Primera Nación de Attawapiskat, en Ontario, Canadá.

(CNN) - En la atormentada y aislada comunidad de la Primera Nación de Attawapiskat en Ontario, uno de los más grandes peligros viene desde adentro.

Esta comunidad de más de 2.000 indígenas en el lejano norte de la provincia de Canadá ha sido testigo de una serie de intentos de suicidio en los últimos ocho meses: al menos 100 miembros, jóvenes y viejos, han tratado de acabar con sus propias vidas.

La situación llegó a un punto desgarrador este fin de semana, pues los líderes comunitarios de la pequeña ciudad de James Bay se vieron forzados a declarar un estado de emergencia formal luego de que 11 personas trataran de suicidarse este sábado.

“Los recursos de primera línea de la comunidad se han agotado y no hay recursos adicionales externos disponibles”, dice la declaración.

Las impactantes revelaciones del sábado llegan después de un mes trágico: 28 residentes de Attawapiskat intentaron suicidarse en marzo y más de 100 desde septiembre del año pasado.

CBC, afiliada de CNN, reportó que entre las docenas de intentos de suicidio la persona más joven en intentarlo fue un menor de 11 años y el más viejo tiene 71 años. Una persona tuvo éxito en acabar con su vida desde septiembre.

La Asamblea de la Primera Nación, una organización que representa a los nativos en Canadá, dijo que esto es una “tragedia nacional y una vergüenza nacional que demanda acciones y atención inmediatas”.

Las comunidades de la ’Primera Nación’ se refieren a los indígenas no esquimales y no mestizos en Canadá. Existen 617 comunidades de ‘Primera Nación’ en todo el país.

“Repetimos nuestro llamado para abordar una estrategia nacional sobre los casos de suicidio en [las comunidades de la] Primera Nación”, dijo el jefe nacional de la Asamblea Perry Bellegarda.

Esta no es la primera vez que el suicidio ha provocado un estado de emergencia en Canadá. La comunidad Pimicikamak Cree Nation, en el norte de la provincia de Manitoba, declaró su propio estado de emergencia el mes pasado tras registrar seis muertes autoinflingidas en un periodo de pocos meses.

'Problemas de salud mental históricos'

La afiliada de CNN, CTV, reporta que por la declaración del estado de emergencia se envió una unidad de crisis de la nación Nishnawbe Aski, junto a dos consejeros de salud mental del Departamento de Salud de Canadá.

“Reconocemos que hay serios problemas de salud mental y de adicción desde hace mucho tiempo en algunas comunidades”, le dijo a CTV el portavoz de Salud de Canadá, Sean Upton.

“Les digo a mis amigos, al gobierno, que necesitamos de su ayuda en nuestra comunidad”, dice el jefe Attawapiskat Bruce Shisheesh, citado por CBC. “Tengo familiares que han intentado acabar con sus vidas… primos, amigos”.

Shisheesh cree que los intentos de suicidio están relacionados con problemas relacionados con hacinamiento, intimidación, adicción a las drogas y al creciente impacto de escuelas residenciales.

“Estas personas sienten miedo”, dice él.

Los trabajadores que manejan la crisis de salud mental en la comunidad están agotados, agregó la jefa apunta del consejo comunitario Rebecca Friday.

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau reaccionó a la noticia este domingo, calificando el anuncio como “desgarrador”. En Twitter pidió “mejorar las condiciones de vida para todas las personas indígenas”.

¿Un problema endémico?

Muchas comunidades de la Primera Nación luchan contra la depresión, un alto número de desempleo y abuso de drogas.

“No tenemos acceso a lo que tienen todos en el resto del país”, dijo Sheila North Wilson, la Gran Jefe de la tribu Manitoba Keewatinowi Okimakanak . “[No hay] acceso al trabajo, a una buena educación, acceso a … mejores cosas en la vida. Nos sentimos excluidos”.

Un estudio hecho en 1994, que se enfocó en las comunidades de Columbia Británica, encontró que algunos indígenas de los grupos de Primera Nación tienen las tasas de suicido más altas  entre jóvenes que cualquier otro grupo cultural identificable en el mundo.

Otro estudio, de la Universidad de Victoria, encontró tasas de suicidio entre gente joven en esas comunidades 800 veces más alta que el promedio nacional.

En la frontera de British Columbia un reporte del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Alaska encontró que las tasas de suicidio se incrementan entre más al norte está la comunidad.

Charlie Angus, un parlamentario canadiense miembro de la bahía de Timmins-James, dijo que el problema es sistemático en su región y que sus constituyentes sufren por sus antecedentes, y sugirió que un estado de emergencia en otro lugar propiciaría una respuesta de emergencia inmediata, pero que  se ha declarado tantas veces en James Bay que se le presta poca atención.