(CNN Español) - Una mujer sueca se trasladó a Estados Unidos para una cirugía de retiro de costillas y para convertirse en modelo de cirugías plásticas.

Al menos así se define Pixee Fox calls, y lo toma muy en serio. Por eso se sometió a una cirugía para que le quitaran seis costillas, reporta WRTV, afiliada de CNN.

Fox es conocida por su presencia en la red Instagram y convirtió su hobby en una carrera. Cuando era niña en Suecia, Foz sentía que no encajaba, así que se mudó a Estados Unidos para empezar su transformación.

¿Qué transformación? Numerosos procedimientos de cirugía plástica. "Con cada cirugía soy más feliz", le dijo Fox a WRTV. "No importa si quiero ser una modelo plástica o una electricista. Puedo hacer cualquier cosa".

Pixee Fox

La mujer dice que no padece dismorfia corporal —un trastorno en el que la persona tiene una preocupación desmedida por un defecto físico— sino que disfruta las cirugías.

Se ha hecho levantamiento de cejas, de glúteos, dos operaciones en los párpados, tres en la nariz y cuatro aumentos de busto.

Pero es quizá el último procedimiento el que más ha llamado la atención: el retiro de seis costillas, tres en cada costado.

 

Pero no fue algo sencillo: primero tuvo que encontrar a un cirujano de hecho dispuesto a hacer la operación. El encargado fue el doctor Barry Eppley de Eppley Plastic Surgery en Carmel, Indiana, quien le quitó a la modelo las décimas, undécimas y duodécimas costillas.

Eppley le explicó a WRTV que precisamente esas son las consideradas costillas flotantes, que no están unidas al esternón. "Todo el mundo sabe que hay mucha carne en las costillas. Para los que les gusta comer costillas, eso es carne. Para mí como cirujano, eso es músculo. Uno tiene que quitar músculo para quitar las costillas".

La operación redujo la cintura de Fox a 40 centímetros.

Pero la modelo no quiere parar ahí. Quiere seguir sometiéndose a procedimientos de es tipo, todo para ser feliz. Y Eppley quiere verla feliz.

Ese tipo de cirugías no es practicada por todos los cirujanos, así que Fox quizá vaya a pasar mucho tiempo en Indiana.