(CNN) - Cuatro personas han muerto en el lapso de cuatro días en el Monte Everest, incluyendo a un sherpa. Además, otras dos personas están desaparecidas.

El peligro es inminente al escalar la montaña más alta del mundo. La muerte al intentar llegar a la cima es común: ha habido al menos un muerto cada año desde 1900, según el Departamento de Turismo del país.

Más de 200 escaladores han muerto desde que Tenzing Norgay y Edmund Hillary hicieron el primer ascenso oficial en 1953.

Pero las muertes recientes, cada vez más cerca una de la otra, han asustado a los escaladores que ahora empiezan a descender a medida que la temporada termina.

Abril fue el primer mes abierto para escalar después de que todos los ascensos fueron detenidos tras el catastrófico terremoto que sacudió Nepal en 2015 y una avalancha que mató 16 sherpas en un día en 2014.

Jueves

El miembro del equipo Phurba Sherpa (sin relación con el periodista del mismo nombre) cayó a su muerte. El hombre de 25 años había estado trabajando para arreglar una ruta a 150 metros de la cumbre cuando cayó, según el equipo de rescate que estaba en el campamento base.

Viernes

Eric Arnold, holandés de 36 años, murió en la noche después de haber regresado tras haber hecho cumbre, según Tashi Lakpa Sherpa, dueño de la compañía Seven Summit Treks. Se sospecha que fue por un ataque cardiaco.

Arnold era un triatleta que vivía en Rotterdam, según su biografía en Twitter.

Sábado

Una mujer australiana llamada Maria Strydom quien también viajaba con la empresa Seven Summit Treks empezó a sufrir de mal de altura. Había llegado al Campamento IV, el final antes de llegar a la cumbre.

Strydom, de 34 años, no pudo avanzar más, y un intento de rescate para llegar a ella fracasó, según Tashi Sherpa. Era profesora de finanzas en la Escuela de Negocios de Monash en Australia y murió el sábado antes de que pudiera regresar al Campamento III.

Había dado una entrevista en la universidad detallando su deseo de escalar las siete cumbres más altas el mundo en cada uno de los continentes. Ya había subido a Denali en Alasca, Aconcagua en Argentina, al Monte Ararat en Turquía y al Kilimanjaro en África. Había planeado subir al Everest con su esposo.

Domingo

Subash Paul, de 44 años, murió en el Campamento II de mal de altura, según Wangchu Sherpa, director de Trekking Camp Nepal.

Paul era parte de un equipo del que también desaparecieron dos personas en la noche del sábado.

"No se sabe qué pasó. Creemos que el clima de repente se deterioró hasta el punto en el que el equipo perdió la dirección", afirmó Wanchu Sherpa.

Un funcionario del Departamento de Turismo de Nepal Gyanendra Shrestha dijo que era imposible hacer una búsqueda con helicóptero por la altura.

"Estamos intentando comunicarnos con otros equipos cerca de ese lugar para que nos ayuden a ubicarlos", afirmó Shresthra.

El cuarto escalador del equipo fue rescatado y está recibiendo tratamiento en el Campamento Base.

Por otro lado, una mujer de la India sufrió graves heridas por congelación cerca del Campamento IV antes de la cumbre del lado de Nepal.

Seema Goswami estaba recibiendo tratamiento en un hospital antes de ser llevada en avión a la región del Everest, afirmaron la autoridades.

Desde que la temporada de escalada abrió en el Everest, cerca de 300 personas han ascendido, según los datos del Campamento Base.

Los riesgos de esta hazaña son bien conocidos. Más de 250 personas han muerto en la montaña.