(Crédito: Marina de EE.UU. vía Getty Images)

(CNN) - Un buque de la Marina de Rusia se acercó a 288 metros de un buque de la Marina de Estados Unidos en el este del Mediterráneo a principios de este mes, en lo que funcionarios de Estados Unidos dicen que fueron una serie de maniobras inseguras.

El destructor USS Gravely realizaba un patrullaje de rutina en el Mediterráneo el 17 de junio para brindar protección al portaaviones Harry S. Truman, que participa en la operación Inherente Resolve contra ISIS, cuando una fragata rusa de clase Neustrashimy se acercó, de acuerdo con funcionarios estadounidenses.

El barco ruso pasó en repetidas ocasiones detrás del destructor USS Gravely dentro de su estela. En cierto punto, el barco ruso apuntó hacia el portaaviones Truman, según los funcionarios. El Gravely eventualmente aceleró y se movió hacia adelante, con el buque ruso siguiéndolo.

"Luego de que el Gravely cambió su curso y velocidad, el Neustrashimy también cambió de curso y velocidad. La maniobra demuestra que el Neustrashimy en realidad no tenía restringida su habilidad de maniobrar y por lo tanto fue un despliegue intencional de una falsa señal internacional", dijo un oficial de Defensa de EE.UU.

El oficial dice que el Neustrashimy, cuando se encontraba a dos millas náuticas del Gravely, emitió una señal internacional que un barco suele enviar cuando tiene restringida su habilidad para maniobrar. Entonces el Neustrashimy pidió de manera repetida al Gravely que mantuviera una distancia segura mientras el Neustrashimy continuaba maniobrando para acercarse al destructor estadounidense.

El oficial dijo que el encuentro duró más de una hora.

Funcionarios estadounidenses dijeron que se envió una protesta a Moscú. Estados Unidos también objetó comunicados publicados por el Ministerio de Defensa que dicen que fue el destructor de EE.UU. el que realizó maniobras inseguras. La cadena estatal rusa RT publicó un video de una parte del encuentro, mismo que según el Pentágono no muestra las acciones rusas y de manera incorrecta e inapropiada parece mostrar que los estadounidenses fueron los culpables.

Funcionarios del Pentágono dijeron que no estaban al tanto de todos los detalles del incidente de junio hasta que los rusos comenzaron a discutir el tema en los medios esta semana.

El encuentro ocurrió luego de otros encuentros entre jets de combate rusos y equipo militar de Estados Unidos. En abril, aviones rusos realizaron maniobras acrobáticas sobre un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y un mes antes, dos aviones rusos volaron muy cerca del destructor estadounidense USS Donald Cook.