(CNN) - Cuatro años después de que Julian Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, Suecia podrá finalmente tener la oportunidad de interrogarlo.

El fundador de WikiLeaks se refugió en la embajada para evitar su extradición a Suecia, donde los fiscales quieren interrogarlo sobre acusaciones de asalto sexual.

Assange, un ciudadano australiano, no ha recibido cargos y ha negado las acusaciones.

Después de años de un tira y afloja diplomático, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ecuador dijo que permitirá a los funcionarios suecos acceder a la embajada para que puedan interrogar a Assange.

"La oficina del Procurador General notificó al fiscal del reino de Suecia su voluntad de procesar el interrogatorio de Julian Assange", dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores ecuatoriano en un comunicado.

"Este es un paso positivo y permite que la investigación continúe", dijo un portavoz de la Fiscalía General de Suecia.

Según el comunicado del Ministerio, la fecha para el interrogatorio se definirá en "las próximas semanas", sin proporcionar más detalles.

Los fiscales suecos se habían resistido a interrogar a Assange en la embajada en Londres, argumentando que el interrogatorio debía tener lugar en territorio sueco.

El año pasado, el australiano dio su consentimiento para ser interrogado por los fiscales suecos en la embajada de Ecuador en Londres.

Assange lleva en la embajada ecuatoriana desde julio de 2012. El fundador de WikiLeaks dijo temer que Suecia le extradite a Estados Unidos, donde podría enfrentar la pena de muerte si es acusado y condenado por la publicación de los secretos del gobierno a través de WikiLeaks.