Tyree King tenía una pistola de balines que "se mira idéntica" al tipo de pistola que traen consigo los oficiales de la policía de Columbus.

(CNN) - Un policía mató a tiros a un niño negro de 13 años sospechoso de robo en la capital de Ohio luego de que  sacó una pistola de balines de su cinturón, dijo la policía, un incidente que según las autoridades locales será investigado para determinar si se presentarán cargos.

El niño, Tyree King, murió en un hospital luego de recibir varios disparos el miércoles por la noche afuera de una casa en el centro de Columbus, dijo la policía.

King tenía una pistola de balines que "parece idéntica" al tipo de pistola que traen consigo los oficiales de la policía de Columbus, dijo Kim Jacobs, el jefe de la policía de la ciudad.

"Esta es la última cosa que un oficial de la policía quiere hacer en su carrera. Desafortunadamente se vuelve necesario a veces para defenderse a sí mismos", dijo Jacobs a reporteros en Columbus.

El oficial estará bajo licencia administrativa por al menos una semana, a la espera de una investigación, dijo Jacobs.

Jacobs y el alcalde de Columbus, Andrew Ginther, expresaron sus condolencias a la familia del joven y llamaron a la calma, tras afirmar que la investigación sobre si los disparos fueron justificados llevará tiempo.

"Un joven de 13 años está muerto en la ciudad de Columbus por nuestra obsesión con las armas", dijo el alcalde.

Presunta víctima de robo dice que le apuntaron

El tiroteo ocurrió luego de que una presunta víctima de robo llamó a la policía y dijo que un grupo lo había amenazado con una pistola y había exigido dinero.

Los oficiales eventualmente vieron a tres personas con las descripciones de los ladrones y dos de ellos corrieron. Cuando los oficiales intentaron detenerlos en un callejón, King sacó lo que parecía ser una pistola y un oficial le disparó.

El arma resultó también tener un láser diseñado para ayudar a quien dispara a mejorar su puntería, de acuerdo con la policía.

Una persona que se encontraba con King fue interrogada y luego puesta en libertad a la espera de más investigaciones. La policía busca a más personas.