Donald Trump custodiado por sus dos hijos, Donald Trump Jr. e Ivanka Trump, durante la Convención Republicana (Joe Raedle/Getty Images).

(CNN) - A medida que la campaña entra en su recta final, los hijos de Trump están mostrando signos de impaciencia.

En las últimas 24 horas, Ivanka y Donald Trump Jr.se vieron envueltos en polémicas cuando se les presionó con preguntas difíciles durante entrevistas.

Trump Jr. causó una tormenta cuando, durante una entrevista el jueves con una estación de radio de Filadelfia, levantó el espectro del Holocausto al cuestionar el trato que recibe su padre por parte de los medios de comunicación, en comparación con el dado a Hillary Clinton.

“Han estado de su lado en todas las polémicas, en cada mentira, en cada artimaña del Comité Nacional Demócrata para intentar expulsar a Bernie Sanders.  Si los republicanos actuaran así, ya estarían calentando las cámaras de gas", dijo.

Más tarde, la campaña dijo que Trump Jr. se refería a la pena capital, pero el equipo de Clinton aprovechó rápidamente los comentarios.

"La formulación particular es extremadamente insensible, divisiva y probablemente bastante consistente con el tipo de retórica que escuchó por toda la casa cuando crecía", dijo el jefe de la campaña demócrata, John Podesta, a la prensa en una conferencia telefónica.

Las cámaras de gas fueron utilizadas por los nazis en el Holocausto, el genocidio de seis millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Los representantes de la campaña Trump no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Por su parte, Ivanka Trump interrumpió una entrevista con la revista Cosmopolitan, publicada este miércoles, después de ser interrogada por los comentarios de su padre sobre las licencias de maternidad y el cuidado de los niños en guarderías.

La entrevistadora Prachi Gupta le recordó que en el 2004 Donald Trump aseguró que el embarazo era incompatible con los negocios. “Es sorprendente ver cómo ha cambiado su posición al respecto. ¿Podría hablarnos un poco sobre esos comentarios y tal vez sobre qué ha cambiado?”, le preguntó la periodista.

“Creo que sus preguntas están llenas de negatividad”, respondió Ivanka, de acuerdo con una transcripción hecha por Cosmopolitan. “No sé de qué sirve gastar mucho tiempo hablando de este asunto, si hace comentarios de ese tipo”, le dijo.

Cuando la periodista trató de darle un giro a la charla y le preguntó cómo pensaba Donald Trump pagar por algunas de sus propuestas más caras -como la construcción del muro en la frontera con México, las inversiones en infraestructura y el aumento del gasto en seguridad y defensa-, la hija del candidato fue enfática en decir que todo eso se pagaría gracias a la reforma tributaria que propondrá la campaña de su padre.

Fue en ese momento cuando decidió interrumpir la entrevista. “Tengo que cortar, debo irme. Discúlpeme”, se excusó.

Estos últimos acontecimientos son destacables porque los hijos de Trump son muchas veces sus mejores delegados. Ivanka, en particular, a menudo suaviza la imagen de Trump y ambos son conocidos por ejercer el poder detrás de las cámaras y disciplinar la campaña.

La influencia de los hijos de Trump fue vista en el despido del ex director de campaña Corey Lewandowski. Ellos examinaron personalmente a los aspirantes a la vicepresidencia de este verano. Y en la Convención Nacional Republicana, sus cuatro hijos mayores -Ivanka, Don Jr., Eric y Tiffany- pronunciaron discursos que pretendían mostrar el lado más humano de su padre.