(CNN) - Desde ángulos distintos, los videos muestran la misma escena.

Un hombre de raza negra, desarmado, camina en una carretera con sus manos en el aire. Oficiales de la policía lo siguen de cerca. Él cae al suelo luego de que una oficial jala el gatillo.

Terence Crutcher, de 40 años, está muerto. La hermana de Crutcher demandó que los fiscales presenten cargos contra la oficial que le disparó. Y videos tomados por la policía durante el incidente están avivando las críticas en línea.

Autoridades locales, estatales y federales están investigando la muerte, la cual ocurrió el viernes en Tulsa, Oklahoma.

La familia de Crutcher dice que él estaba esperando ayuda sobre una carretera luego de que su camioneta se descompuso.

La oficina del fiscal dijo que la agente que le disparó temió que Crutcher fuera a tomar un arma y que por eso abrió fuego.

Llamada al 911 reportó a un hombre corriendo

Dos llamadas al número de emergencias 911 llevaron a policías al lugar alrededor de las 7:30 p.m. el viernes.

La primera llamada fue de una mujer que dijo que un vehículo abandonado estaba bloqueando una calle y que un hombre huyó corriendo, advirtiendo que iba a estallar.

"Alguien dejó su vehículo encendido en medio de una calle con sus puertas abiertas", dijo la persona que llamó. "Las puertas están abiertas, el vehículo sigue encendido. Es una camioneta. Está en medio de la calle, está bloqueando el tráfico".

La oficial Betty Shelby, quien es de raza blanca, fue la primera en llegar. Crutcher estaba junto a la vía, lejos de su vehículo, cuando se le acercó la oficial, dice la policía.

Shelby les dijo a los despachadores que Crutcher no estaba cooperando, de acuerdo con el jefe de la policía de Tulsa, quien declinó ofrecer mayores detalles.

'Muy perturbador' video

Videos dados a conocer por la policía el lunes muestran lo que ocurrió después. El video es "muy perturbador y difícil de ver", dijo Chuck Jordan, jefe de la policía de Tulsa, en declaraciones a reporteros.

Los videos muestran a Shelby y a otros oficiales en la escena.

Para cuando Crutcher levanta sus manos, oficiales de la policía de Tulsa también están volando sobre el lugar en un helicóptero, capturando el incidente desde una cámara. Las tomas de varias cámaras muestran a Crutcher caminando hacia su camioneta en medio del camino, levantando sus manos, seguido de cerca por Shelby y otros tres oficiales. Ellos rodean a Crutcher quien continúa caminando hacia su auto, donde parece meter sus manos al vehículo.

Volando en círculos sobre la escena, un oficial en el helicóptero se refiere a Crutcher como un "chico malo", de acuerdo con el audio del video.

Jeanne MacKenzie, oficial de información pública de la policía de Tulsa, dijo que los oficiales que acudieron al lugar creían que Crutcher había puesto sus manos en la puerta del vehículo.

Momentos después, mientras Crutcher se encuentra al lado de la camioneta, el video lo muestra cayendo al suelo.

"Creo que él acaba de recibir electrochoques", dice un oficial en la radio.

"¡Disparos!", grita una oficial.

En el video, Crutcher se observa en medio de la vía, sin moverse, y pronto muere.

Hermana critica 'negligencia e incompetencia'

Durante una conferencia de prensa el lunes, Tiffany Crutcher dice que cree que su hermano gemelo Terence murió debido a la "negligencia e incompetencia e insensibilidad" de los oficiales de la policía de Tulsa.

Hace apenas un mes, dice, ambos celebraron su aniversario número 40. Terence, un amoroso padre que cantaba en la iglesia todas las semanas, se había inscrito en el colegio comunitario en Tulsa, donde esperaba obtener un grado.

"Te voy a mostrar", dijo Terence en un mensaje de texto a su hermana. "Voy a hacer que todos ustedes estén muy orgullosos".

Ahora, dice, se deben presentar cargos para que se haga justicia. De acuerdo con su hermana, eso es lo menos que se puede hacer dado que Crutcher no podrá lograr que su familia se sienta orgullosa, tal como lo quería.

"Y porque él era un gran chico malo", dijo, con sarcasmo, "nunca tendrá esa oportunidad".

Abogado de la oficial: hay más en esta historia

Scott Wood, un abogado que representa a Shelby, dice que la gente no debe ser juzgada hasta que todo salga a la luz. Hay más en esta historia que lo mostrado por los videos, dice.

Antes de que las cámaras comenzaran a grabar, dice Wood, Shelby sintió que algo estaba mal con respecto a Crutcher.

"Tenía un aspecto hueco en su rostro, como si tuviera una mirada perdida, y no se comunicaba. Ella puede decir que él no era normal. Es lo que pensó cuando lo vio", dijo el abogado.

Ella gritó varias veces que se detuviera y que se tirara al piso, dijo Wood.

Pero Crutcher siguió caminando y puso sus manos en sus bolsillos, donde ella temió que tuviera un arma, dice Wood.

Cuando la oficial abrió fuego, de acuerdo con su abogado, ella creía que Crutcher estaba sacando un arma de la camioneta.

El incidente no tiene nada que ver con la raza, dice Wood, quien hizo notar que su cliente sospechó que Crutcher estaba alcoholizado.

"La gente que está alcoholizada tiene un comportamiento impredecible, así seas blanco, hispano o negro", dijo.

'No había un arma'

Durante una conferencia de prensa el lunes, el jefe de la policía dijo a reporteros que Crutcher no estaba armado.

"Se los voy a decir ahora mismo aquí: no había un arma ni en el sospechoso ni en el vehículo", dijo.

También confirmó que Shelby disparó un tiro y que el oficial Tyler Turnbough utilizó su pistola paralizante.

Shelby ahora está bajo licencia administrativa, a la espera del resultado de una investigación criminal. La oficial se unió a la policía en 2011 y había trabajado para el departamento del alguacil del condado por cuatro años antes de eso, de acuerdo con su abogado, quien describió su historial como limpio.

Además, tanto el Departamento de Justicia como las autoridades estatales han lanzado investigaciones sobre el incidente.

Danny C. Williams, fiscal federal para el distrito norte de Oklahoma, dijo que se intentará determinar si ocurrieron violaciones de carácter civil.

Jack Henderson, integrante del consejo de Tulsa, dijo que las autoridades deben llegar al fondo de lo ocurrido el viernes. En tanto, Henderson llamó a Tulsa a permanecer como "una ciudad fuerte, una ciudad unida" libre de violencia o conflicto, tal como ha ocurrido en otras ciudades en Estados Unidos.

"Tenemos ya a las vidas de dos familias que serán afectadas para siempre", dijo Henderson. "No necesitamos que más vidas sean cambiadas de esta forma".

Devastados

Afuera de la corte del condado de Tulsa, aproximadamente dos docenas de manifestantes tenían carteles y fotos de Crutcher, gritando consignas como "¡manos arriba, no dispare!". Mientras caminaban hacia el centro de Tulsa, demandaron más transparencia, así como mejorar el entrenamiento de la policía.

El pastor Mario Johnson, quien dijo que vio el video antes de que fuera hecho público, cree que Crutcher no merecía morir.

"Con sus manos arriba, caminando hacia su auto, él estaba alejándose de los oficiales. No representaba una amenaza de ninguna forma", dijo Johnson.

De acuerdo con la defensa de la familia Crutcher, Terence solo "estaba teniendo dificultades con su vehículo y eso es todo".

Rolando Zenteno, Ana Cabrera, Sara Weisfeldt y Marlena Baldacci contribuyeron con este reporte.