(CNN) - Con 84 millones de seguidores en Instagram y otros 48 millones en Twitter, Kim Kardashian West es una de las mayores estrellas de las redes sociales.

Pero la policía dice que esa visibilidad habría facilitado el reciente robo en París.

La estrella de telerrealidad fue apuntada con un arma cuando un grupo de hombres se hiciera pasar por policías y le robaran en la mañana del lunes en un apartamento privado.

Johanna Primevert, portavoz del departamento de policía de París, le dijo a CNN que el estatus de celebridad de Kardashian, así como sus millones de seguidores en redes sociales, la hicieron un blanco fácil para los ladrones.

LEE: ¿Cómo harán para vender las millonarias joyas robadas a Kim Kardashian?

"En realidad fue la celebridad quien fue el blanco, con posesiones que habían sido mostradas en redes sociales, y fueron esos bienes el objetivo (del delito)", dijo Primevert.

A Kardashian West le robaron un teléfono y 10 millones de dólares en joyas. Solo días antes ella había compartido una foto usando el gran anillo de diamante que sería un regalo de su esposo, el rapero Kanye West.

Las redes sociales tienen una importancia vital para la marca de Kardashian West. Es una prodigiosa usuaria de Twitter, Instagram y Snapchat y publicó muchos detalles sobre lo que estaba haciendo, lo llevó al robo, incluyendo su paradero durante la Semana de la Moda en París.

💎💎💎

A photo posted by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

El tema de redes sociales y seguridad ya ha sido un asunto importante en la familia Kardashian.

En un episodio de julio es su popular reality show en E!, "Keeping Up With The Kardashians", las hermanas Khloe y Kourtney le hicieron una broma a su hermana menor Kylie Jenner después de que fuera el blanco de un acosador solo para llamar la atención en lo fácil que su ubicación puede ser determinada por el frecuente uso de redes sociales.

Shawn Tuma, abogado de ciberseguridad, le dijo a Vanity Fair que puede ser riesgoso para las celebridad que hacen uso prolífico de sus redes sociales.

LEE: ¿Qué joyas le robaron a Kim Kardashian?

"Usan sus redes sociales, usan su presencia pública como una gran parte de su modelo de negocios", dijo Tuma esta semana. "Así que lo que esto (este robo) muestra es la importancia de evaluar el perfil de riesgo, ya seas una compañía o un individuo, y decir: '¿A cuánto riesgo me estoy exponiendo?'".

Primevert dijo que los turistas no deberían pensar que lo que pasó con Kardashian West es común en París. La portavoz advirtió a los visitantes no ser temerarios con el tema.