(CNN) - En una campaña presidencial que parece interminable, marcada por vulgaridad y ataques que no había visto antes en sus propias aspiraciones electorales, el presidente de EE.UU. Barack Obama resumió su incredulidad en una frase.

"Vamos, hombre", dijo dos veces Obama durante un evento de campaña de Hillary Clinton el viernes en Ohio.

Criticando con firmeza que Trump diga que está a favor de la clase trabajadora, Obama se preguntó por qué alguien le creería al candidato.

"Si un tipo pasa 70 años en la tierra mostrando ningún respeto por la clase trabajadora, no hay registro de que haya apoyado el salario mínimo o la negociación colectiva por el salario, no ha invertido en comunidades pobres, ¿y ahora de repente es el campeón de la clase trabajadora? Vamos", dijo Obama.

Obama dijo esas palabras durante su cuarta participación en un evento de campaña de Clinton, esta vez en Ohio, para atraer a las votaciones tempranas en ese estado clave para la elección.

En cada uno de sus discursos en la campaña Obama ha agudizado sus ataques hacia el candidato republicano, por temas como su evasión de impuestos o su trato a las mujeres.

Obama desdeñó el hecho de que Trump insista en que una "elite global" trabaja para amañar la elección.

"Este es un tipo que pasó toda su vida intentando convencer a todo el mundo que él era parte de la elite global", dijo Obama. "Hablando de lo geniales que son sus edificios, de lo lujoso y rico que él es y viaja por todo el mundo. Solo tenía tiempo para celebridades y ahora de repente actúa como un populista. Voy a luchar por la clase trabajadora".

"Vamos, hombre", repitió Obama.

Obama se dirigió a la audiencia en Ohio después de que Trump dijera en Florida que todo el sistema político en EE.UU. es corrupto.