(CNN) - El que será el nuevo edificio más alto del mundo no solo hará ver enano al actual rascacielos más alto del mundo —el Burj Khalifa en Dubai—, sino también doblará su tamaño.

Si se construye la llamada Sky Mile Tower— por Kohn Pedersen Fox Associates (KPF) y Leslie E. Roberson Associates (LERA)— ascendería a aproximadamente 1.600 metros de alto, o una milla entera.

El rascacielos residencial hace parte del proyecto “Next Tokyo 2045”, una propuesta conjunta de investigación y desarrollo hecha por esas compañías. La propuesta intenta imaginar una megaciudad que contenga infraestructura resistente.

Tokio, como otras ciudades vulnerables de las costas con elevaciones bajas, enfrenta varios factores como el aumento del nivel del mar y aumento de riesgos de tifones. El distrito ecológico estaría localizado en las tierras recuperadas de la bahía de Tokio y sería desarrollada para albergar a medio millón de residentes.

“Next Tokyo es una visión de ciudades futuras basada en los retos que enfrentamos hoy”, le dijo a CNN el director de KPF, David Malott. “Para el equipo de diseño fue importante que la visión fuera real: que la ciudad pueda ser una realidad utilizando las tecnologías de hoy día proyectadas ligeramente hacia el futuro”.

Estrategias de defensa costera

Representaciones arquitectónicas revelan cómo la megaciudad debe abordar problemas como inundaciones causadas por grandes tormentas. Anillos de diferentes tamaños (aproximadamente de entre 1,5 a 152 metros de ancho) con forma de hexágonos están ubicados para romper el fuerte oleaje y a su vez siguen permitiendo que los barcos pasen a través de ellos.

Algunos funcionan también como reservorios de agua dulce y otros contienen parcelas agrícolas urbanas.

Anillos hexagonales ayudarán a controlar las olas y tendrán doble función.

Anillos hexagonales ayudarán a controlar las olas y tendrán doble función.

Los retos estructurales

Aunque todavía no hay planes para financiar la megaciudad o construir la gran torre, la investigación sobre la tecnología requerida se describe en un reporte dado a conocer por el Consejo de Edificios de Alto y Hábitat Urbano (CTBUH, por sus siglas en inglés).

Las ranuras verticales permitirán el paso del viento, lo que reducirá el impacto de este en la torre.

Las ranuras verticales permitirán el paso del viento, lo que reducirá el impacto de este en la torre.

El diseño, que busca hospedar a 55.000 personas, es una respuesta a las tendencias de migración urbana que pronostican que la población mundial urbana se duplicará en 2050.

“Next Tokyo explora el futuro del crecimiento mundial que se mueve hacia arriba, en lugar de hacia el exterior”, dice el reporte.

A esa altura, los requisitos de diseño para el viento pueden superar los de los terremotos, incluso en las regiones del mundo más propensas a temblores, según el reporte.

“La torre tendrá naturalmente largos periodos de vibración que serán incrementados por el viento”, explica el reporte.

Tras conducir varias pruebas exploratorias de túneles de viento, una versión de la torre que incorporó pasos progresivos y estrechos, podría “confundir al viento”, rompiendo grandes vórtices que de otra manera podrían amplificar los movimientos de la torre. Ranuras verticales en el diseño de la torre permiten que el viento fluya a través de ella.

La distribución de agua en la torre de una milla de alto es también otro de los retos señalados en el reporte.

“Bombear agua directamente desde el suelo podría ser muy costoso y requiere mucho tiempo”.

La torre residencial podrá albergar a 55.000 ocupantes.

La torre residencial podrá albergar a 55.000 ocupantes.

Para solucionar esto, el diseño usa una fachada articulada alrededor de las bases de la torre para incrementar el área de la superficie del edificio, lo que ayuda a facilitar la recolección de agua nubes como una fuente de agua. Entonces el agua podría ser recolectada y almacenada en diferentes niveles del edificio.

En construcción

La construcción de edificios altos, super altos y ahora, mega altos están en aumento. Al ser finalizado en enero, el edificio 432 Park Avenue en Nueva York se convirtió en el rascacielos “súper alto” número 100. Estos están calificados por la CTBUH como edificaciones de más de 300 metros de altura.

Los edificios “mega altos” son construcciones de más de 600 metros de altura. Tres edificios hacen parte de esta lista: el Burj Khalifa, la Shanghai Tower, y el Makkah Royal Clock Tower. Otros cuatro están en construcción y se espera sean finalizados en 2021. Uno de ellos es la Torre Jeddah en Arabia Saudita, que se elevará 1 kilómetro hacia el cielo.