(CNN) - El racismo y el antisemitismo del movimiento 'alt-right' (o derecha alternativa) fueron exhibidos el sábado en Washington, cuando sus miembros se reunieron para celebrar la victoria de Donald Trump.

El discurso del presidente del National Policy Institute, Richard Spencer, líder de la 'alt-right', fue publicado el domingo en YouTube por "Red Ice Radio", que se describe como "cobertura de temas políticos y sociales desde una perspectiva proeuropea". La revista The Atlantic también publicó un video del mismo evento que muestra a los asistentes aparentemente haciendo el saludo nazi.

"Hail Trump! Hail our people! Hail victory!"(Salve Trump, salve nuestro pueblo, salve la victoria), dijo Spencer.

Sus observaciones se llenaron de imaginería racista y ataques a las minorías.

"Estados Unidos era hasta esta última generación un país blanco, diseñado para nosotros y nuestra posteridad. Es nuestra creación nuestra, es nuestra herencia y nos pertenece a nosotros”, dijo Spencer.

Spencer también vapuleó a los periodistas que cubrieron las elecciones presidenciales de 2016.

"Uno se pregunta si estas personas son realmente personas, o solo un golem sin alma", dijo Spencer, en una referencia a una fábula judía en una parte de su discurso dedicada a criticar a los medios y a los judíos.

Y atemperó su elogio del presidente electo republicano.

Incluso Trump, advirtió Spencer a la audiencia supremacista blanca, ha tomado posiciones que están desde su punto de vista demasiado amigables para las minorías y judíos.

En materia de inmigración, dijo Spencer, Trump "dejó la puerta abierta a algún tipo de amnistía masiva en una fecha futura, hablando acerca de mantener a los 'buenos' en el país". Además, dijo, Trump "quizás sea el presidente más prosionista de la historia", citando su oposición al acuerdo nuclear de Irán, "que, debemos admitir, que en realidad no era tan malo".

El evento se realizó en el restaurante Maggiano, al noroeste de Washington, que emitió una disculpa el lunes y dijo a CNN que donaría 10.000 dólares a la oficina en DC de la Liga Anti-Difamación. En un comunicado, la dirección del restaurante dijo que se hizo la reserva de última hora del viernes y con un nombre diferente al de la organización.

El equipo de transición de Trump respondió en un comunicado el lunes diciendo que el presidente electo ha "seguido denunciando el racismo".

"El presidente electo Trump ha seguido denunciando el racismo de cualquier tipo y fue elegido porque va a ser un líder para todos los estadounidenses", dijo el portavoz del equipo de transición, Bryan Lanza, en un comunicado. "Pensar de otra manera es una tergiversación completa del movimiento que unió a los estadounidenses de todos los orígenes".

No obstante, Trump está siendo cuestionado por el nombramiento de Steve Bannon, quien era hasta hace poco la cabeza de Breitbart News -medio próximo a la 'alt-right'-, como su jefe de estrategia de la Casa Blanca, una posición que no requiere la aprobación del Senado. Bannon dijo que rechaza los elementos racistas y antisemitas de la derecha alternativa y se describe a sí mismo como un "nacionalismo económico".

El Museo Memorial del Holocausto de Estados Unidos emitió un comunicado afirmando que estaba "profundamente alarmado" por la reunión del movimiento "a unas cuadras del Museo".

“El Holocausto no comenzó con asesinatos. Comenzó con palabras. El museo hace un llamamiento a todos los ciudadanos estadounidenses, nuestros líderes religiosos y cívicos, y a la dirección de todas las ramas del gobierno para enfrentar el discurso de pensamiento racista y de odio".