(CNN Español) - Unas 2 millones de personas viven infectadas con el virus del VIH en Latinoamérica, según ONUSIDA. Una epidemia que en la región afecta principalmente a los hombres y que puso a Chile entre los países con un aumento explosivo del virus, donde la cifra ha aumentado un 67,8% en los últimos diez años.

En Chile hay alrededor de 32.000 personas que viven con VIH. Las estadísticas son preocupantes sobre todo en los jóvenes de ese país donde, según el Ministerio de Salud y un estudio de la Universidad de Chile, en el grupo de entre 15 y 19 años el alza ha sido de un 125%.

En el Día Internacional de la Acción contra el Sida, una chilena está dispuesta a hablar para derrumbar los mitos y estereotipos sobre la enfermedad y hacer un llamado de alerta a los jóvenes.

“Los jóvenes no le tienen miedo al VIH. Algunos piensan que como es un virus crónico, hay tratamiento y no se van a morir, entonces prefieren pasarlo mejor teniendo sexo sin preservativo. Pero después son los mismos que se desploman al conocer el diagnóstico”, dice Carolina del Real (36 años) quien fue infectada por una pareja estable en el 2008.

En América Latina, unas 50.000 personas fallecieron por causas relacionadas con el sida en 2015, según ONUSIDA.

Carolina vive desde hace 6 años como una VIH positivo. Después de deambular por diferentes clínicas y doctores en lo que ella describe como un período de “agonía”, supo que tenía sida: “Fui diagnosticada en el 2010 gracias a que caí en la clínica por una neumonía grave. Pensé que iba a morir. Lo más duro fue mirar a mi padre y decirle a los ojos: papá tengo sida”.

Ella critica al sistema de salud chileno y dice que el Test de Elisa, examen con el que se diagnostica la enfermedad, debería ser rutinario en las clínicas. Es más, incita a los jóvenes a que se realicen el examen cada 6 meses si es que son sexualmente activos. Y hace una petición: “Paren de apuntar siempre a la misma gente, señalan a la comunidad LGBT como los grandes portadores de VIH y eso no es así. Hay un alza en los jóvenes impresionante”.

Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, la cobertura del tratamiento en América Latina en 2015 fue de alrededor 55% con respecto a todas las personas que viven con el VIH en la región.

Carolina, quien hoy es activista y autora del libro #YoTengoVIH, va a salir este Día Internacional de la Acción contra el Sida con un cártel que dice: “Yo tengo VIH y soy visible”, para participar de una convocatoria que ella misma realizó en el corazón de Santiago, la Plaza Italia y luchar así en contra de la discriminación: “Si hay algún jefe que no me quiso contratar porque vio mi nombre asociado al VIH sida en Google, se lo agradezco, porque gracias a eso estoy aquí ahora. Amo lo que hago. Estoy ayudando y siento que estoy dejando un legado”.