(CNN) - Varias manifestaciones se registraron desde las primeras horas del viernes por la toma de posesión de Donald Trump como el presidente número 45 de Estados Unidos.

El Departamento de Policía del Distrito de Columbia dice que se ha detenido a 95 personas.

El jueves por la noche manifestantes y policías se enfrentaron a las afueras de una reunión conservadora. El viernes, en un punto de verificación en Washington, cerca de 50 manifestantes se sentaron en la calle para intentar bloquear a los partidarios de Trump para que entraran a un área segura para ver el juramento. No muy lejos, un grupo de promotores de inmigración organizó una protesta cerca de otro punto de verificación.

En la noche del jueves, manifestantes se reunieron a las afueras del Club Nacional de Prensa en la calle 14 para manifestarse contra el “DeploraBall”, un evento organizado por algunos de los más fervientes seguidores de Trump. El nombre del evento salió de cuando Hillary Clinton dijo que los seguidores de Trump eran “una cesta de deplorables”.

Mientras los asistentes entraban al evento —algunos de ellos vestidos con trajes y sombreros rojos— los manifestantes gritaban “vergüenza” y “Nazis, váyanse a casa”, detrás de un grupo de policías. En algunos carteles se leía “No Ali Reich” y “No Estados Unidos nazi”.

Otros manifestantes les gritaban “fascistas” y “escoria nazi”, a pesar de que no se pudo determinar inmediatamente quién asistía al evento.

Los manifestantes gritaron mientras los asistentes ingresaron al evento, pero cesaron cuando no había nadie más entrando. Algunos arrojaron huevos al edificio del Club Nacional de Prensa y a los juerguistas, pero no a la policía.

Dos hombres con máscaras de Adolfo Hitler y Benito Mussolini protestan en Washington haciendo el saludo nazi con carteles que dicen “Trump está de bien nosotros”, mientras policías vigilan la seguridad del lugar. (Crédito: PAUL J. RICHARDS/AFP/Getty Images)

Dos hombres con máscaras de Adolfo Hitler y Benito Mussolini protestan en Washington haciendo el saludo nazi con carteles que dicen “Trump está de bien nosotros”, mientras policías vigilan la seguridad del lugar. (Crédito: PAUL J. RICHARDS/AFP/Getty Images)

En estos eventos no se reportaron heridos y la policía no confirmó si se usó gas pimienta ni proporcionó una cifra de las personas que protestaron. Pero más adelante, las autoridades anunciaron el arresto de Scott Ryan, un hombre de 34 años de Washington, quien fue acusado de conspiración para cometer una agresión.

Un manifestante en Washington, protestaba en la noche del 19 de enero con un cartel que dice “El infierno empieza el 20/01/2017”. (Crédito: Mark Wilson/Getty Images)

“El infierno empieza al medio día del 20/01/2017”, decía un manifestante en Washington. (Crédito: Mark Wilson/Getty Images)

Las protestas también iniciaron en otros puntos del planeta, como Manila, en Filipinas, o la capital británica, Londres, donde fueron colocados mensajes en los que se podía leer: “Construir puentes, no muros”.

Más protestas programadas

Además de las manifestaciones espontáneas como las del miércoles de cuando un grupo pro LGBT en el vecindario del vicepresidente electo Mike Pence, el grupo DisruptJ20 ha guiado desde la semana pasada un “entrenamiento” de manifestaciones no violentas.

En su sitio web hay guías detalladas de los derechos legales de los manifestantes y una explicación sobre las acciones que planean llevar a cabo durante el día de la toma de posesión.

Las autoridades prevén que un total de 99 grupos a favor y en contra de Trump llevarán a cabo manifestaciones entre el viernes y el sábado por la noche.

La Marcha de Mujeres en Washington, que está atrayendo a una gran coalición de grupos contrarios a Trump, podría atraer a más de 200.000 personas el sábado. Para ese día se pronostican temperaturas cálidas, de 10 grados centígrados con lluvias nocturnas el viernes y un máximo de 16 grados el sábado, lo que podría ayudar a que más personas asistan a esa manifestación.