(CNN) – “No se preocupen. Lo dejaré cuando sea presidente. No seguiremos tuiteando. No lo creo. No en la presidencia”.

Esas fueron las palabras que el entonces candidato Donald Trump pronunció ante una audiencia en abril pasado.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos sigue publicando mensajes en Twitter, pero con un tono muy diferente ahora que está en Casa Blanca. Y, según lo que afirmó en su baile de inauguración, lo hace porque esta red social es una manera de evitar “los medios deshonestos”.

Pero Trump no fue el primer líder mundial en hacer de Twitter su medio de comunicación favorito.

El título del primer mandatario en consolidarse como un tuitero prolífico se lo llevó el expresidente de Venezuela Hugo Chávez.

Los mensajes que Chávez publicaba en internet eran muy parecidos a sus declaraciones públicas: bombásticas, nacionalistas, usualmente entretenidas y ¡¡¡casi siempre terminadas con varios signos de exclamación!!!

El expresidente se unió a Twitter en 2010 y usó su cuenta para publicar todo tipo de mensajes: desde órdenes políticas hasta los detalles más triviales.

Este fue uno de los mensajes que publicó un mediodía de 2012.

Chávez, quien murió en 2013, afirmó en una ocasión que tenía 200 asistentes que le ayudaban a leer los miles de mensajes que recibía a diario. Aún así, las publicaciones de su cuenta siempre parecían venir de él directamente.

El expresidente usó las redes sociales también para enviarles órdenes a sus ministros y así poder responder las publicaciones de los ciudadanos:

El nombre de usuario que tenía el mandatario era @ChavezCandanga. Esta última palabra la usan los venezolanos para referirse a alguien “irreverente” o “fuerte de carácter”.

Chávez también anunciaba sus reuniones con líderes de otros países, como los hermanos Fidel y Raúl Castro en Cuba, por medio de su cuenta de Twitter. Además, mensajes casuales como “hacia Brasil” eran a menudo la primera forma en que la prensa se enteraba de sus visitas oficiales.

Tan lejos llegó el entonces presidente con su cuenta en la red social que insultó a otros países por ese medio.

Sus mensajes incluso motivaron una respuesta del entonces presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez:

Hacia el final de la batalla que Chávez libró contra el cáncer, el presidente venezolano buscó ayuda en Cuba. Pero continuó publicando mensajes en Twitter, incluido un presupuesto que fue aprobado para recoger la basura en Caracas.

Y llegó un punto en el que Chávez ya no era visible ni en radio ni en televisión, pero su cuenta de Twitter seguía activa.

Eso llevó a que muchos venezolanos empezaran a especular si el entonces presidente aún seguía vivo. Otros también se preguntaban si el país estaba siendo gobernado a través de sus mensajes, o si las órdenes llegaban de alguien más.

La última publicación llegó en febrero de 2013:

Después, la cuenta de Twitter de Chavez quedó en silencio hasta que el gobierno anunció su muerte un mes después.

Su perfil en esta red social y sus mensajes siguen en línea.