(CNN) - Al menos 200.000 personas han sido evacuadas de varios condados al norte de California tras daños en un vertedero auxiliar, en la presa de Oroville.

La presa, que es la más alta del país, permanece intacta. Pero el desagüe de emergencia, que protege del desbordamiento de la presa cuando los niveles de agua son altos, estaba erosionado este domingo.

El daño provocó una evacuación obligatoria para las ciudades y condados cerca del lago Oroville. En el peor escenario, según un funcionario, una liberación descontrolada de agua desde la presa podría enviar una pared de agua de un poco más de 9 metros.

“No voy a levantar la orden de evacuación hasta que tenga una mejor idea de lo que eso significa y el riesgo que hay”, dijo Kory Honea, jefe de la Policía del condado Butte, en una rueda de prensa, este domingo en la noche.

Los funcionarios estaban esperando hasta el amanecer de este lunes para evaluar mejor la situación y decidir si es seguro para los residentes regresar, dijo Honea.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia para ayudar a las autoridades locales con la situación y las evacuaciones.

Así luce el daño en el sistema de desagüe de la presa de California. (Crédito: Twitter/ CANGJOCOPS)

Así luce el daño en el sistema de desagüe de la presa de California. (Crédito: Twitter/ CANGJOCOPS)

¿Qué llevó a la emergencia?

Las fuertes lluvias en el norte de California durante el invierno han llenado el lago Oroville hasta casi el desbordamiento. El lago también recibe agua de la cordillera norte de la Sierra Nevada, que está experimentando una de sus temporadas más húmedas. Esto ha disparado las preocupaciones sobre si el agua podría desbordarse de la presa e inundar comunidades cercanas.

La presa de Oroville proporciona el control de inundaciones para la región y está ubicada a unos 120 kilómetros al norte de Sacramento.

Tiene dos desagües —el primario y el de emergencia— que son canales de salida de agua del lago para prevenir desbordamientos. Y justo ahora, ambos tienen problemas.

La semana pasada, el desagüe primario estaba dañado con una erosión, según el Departamento de Recursos Hídricos de California. Imágenes de la estructura mostraban un hueco masivo en la parte baja del canal.

Ese hueco no ha podido ser reparado hasta el momento. Tiene una longitud de 76 metros de largo, 52 metros de ancho y entre 12 y 15 metros de profundidad, según Bill Croyle, director encargado del Departamento de Recursos Hídricos.

De los dos, el desagüe de emergencia es el último recurso. En la represa de Oroville, el desagüe de emergencia sólo se usa si los niveles del agua alcanzan los 274 metros de altura. Este no había tenido que ser usado en los 48 años de historia de esta presa, hasta este fin de semana.

¿Por qué se ordenó la evacuación?

Un ligero flujo de agua empezó a salir del desagüe de emergencia, este sábado, y el volumen del agua se empezó a incrementar. Hacia las 3 p.m. (6 p.m. ET) de este domingo las autoridades supieron que el desagüe de emergencia de la presa también estaba erosionado, dijo Honea.

Esa erosión es peligrosa porque “cuando se empieza a erosionar el piso, la suciedad y todo lo demás empieza a rodar por la colina”, dijo Kevin Lawson, comandante de incendios de los bomberos de California.

“Se empieza a debilitar. Si no se aborda, si no se mitiga adecuadamente, que es esencialmente lo que estamos viendo, es una pared de aproximadamente 9 metros de agua”, dice.

Las órdenes de evacuación del pasado domingo alertaron severamente a los residentes que la erosión podría resultar en “grandes e incontrolables caídas de agua del Lago Oroville”.

La oficina de Honea usó un lenguaje mucho más urgente —“Esto NO es un simulacro”— para que los residentes evacuaran antes de un desastre inminente. A los residentes se les dijo que el “desagüe de emergencia estaba a punto de fallar”. La orden de evacuación incluya a “todo el condado de Yuba” y la ciudad de Marysville, según las autoridades.

Cerca de 35.000 personas del condado de Butte, 65.000 del condado de Yuba, 76.000 de la ciudad de Yuba y 12.000 de la ciudad de Marysville fueron evacuados, según el Departamento de Bomberos de California.

Las tiendas están cerradas. Los refugios abiertos. Las estaciones de gasolina locales estaban llenas de carros mientras los residentes se alistaban para dejar la ciudad.

Tras emitir las órdenes de evacuación, las autoridades notaron disminuciones significativas en el agua que bajaba por el desagüe de emergencia.

El flujo de agua de este desagüe eventualmente se detuvo el domingo en la noche cuando el Departamento de Recursos Hídricos retiró más agua del otro vertedero.

El desagüe principal está liberando 2.800 metros cúbicos de agua por segundo en un esfuerzo para reducir el agua que baja por el desagüe de emergencia, dicen las autoridades. Los flujos normales de agua en el desagüe principal son de unos 1.500 metros cúbicos por segundo.

“La meta es que el nivel del agua en el lago baje 15 metros. Si continuamos haciéndolo, esto traerá un poco de calma a lo que estamos tratando de lograr aquí”, dijo Lawson, del Departamento de Bomberos de California.

Hasta el momento no ha sido posible hacer reparaciones en el desagüe de emergencia porque los equipos no han podido alcanzar el área dañada.

Las autoridades deberán actuar rápido, pues se espera que caiga más lluvia el miércoles.

Madison Park de CNN reportó y escribió desde San Francisco. Eliott McLaughlin reportó y escribió desde Atlanta. Sheena Jones, Chuck Johnston y Azadeh Ansari de CNN contribuyeron a este reporte.