(CNN Español) - Haití es el país de América Latina y el Caribe con menos sobrepeso, según el último informe conjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), publicado en enero.

Leído así, rápidamente, da la impresión de ser una buena noticia. La obesidad y el sobrepeso son hoy una epidemia mundial. Una epidemia que debe preocupar. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2014, más de 1.900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales más de 600 millones eran obesos.

Además, la mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad producen más muertes que el hambre. Hace dos años, la prestigiosa revista científica The Lancet publicó uno de los estudios de salud más completos que se hayan hecho hasta el momento, en el que llegó a la conclusión de que las muertes por causas relacionadas con la obesidad son el triple que las relacionadas con la desnutrición. Hace 20 años, según The Lancet, la desnutrición era la causa principal de enfermedades.

Haití importa el 80% del alimento más importante de la dieta de sus habitantes: el arroz. (Crédito: THONY BELIZAIRE/AFP/Getty Images).

Pero en Haití no se pueden leer esas cifras e investigaciones como en el resto de países. En la nación más pobre del hemisferio norte occidental, las cosas casi nunca funcionan como en las demás naciones.

De acuerdo con el Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe, nombre del informe conjunto de la FAO y la OPS, el Caribe es la subregión con mayor desnutrición, en gran parte porque Haití tiene la prevalencia de subalimentación más alta del planeta: 53,4%. 

Estar subalimentado es tener una dieta en la que no se ingieren las cantidades necesarias de nutrientes para un adecuado crecimiento y desarrollo.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU asegura que “a pesar de que la agricultura es un importante sector de su economía, Haití no produce suficientes alimentos e importa más del 50% de lo que consume su población”. Entre otras cosas, importa el 80% del alimento más importante de la dieta haitiana: el arroz.

Es difícil pensar que la noticia de que Haití es el país con menos sobrepeso de la región sea positiva, cuando 100.000 niños haitianos menores de 5 años sufren de desnutrición aguda, 1 de cada 3 niños tiene retardo en su crecimiento y un tercio de las mujeres y los niños del país tiene anemia. 

Un niño protesta en contra del hambre en Puerto Príncipe (Haití), tras el devastador terremoto del 2010 que se calcula mató a 220.000 personas y dejó a casi 1 millón de haitianos sin hogar. Hoy, siete años después, el país todavía no se ha recuperado de ese desastre natural. (Crédito: THONY BELIZAIRE/AFP/Getty Images).

El Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe destaca que cerca del 58% de los habitantes de la región vive con sobrepeso (unos 360 millones de personas).

“Salvo en Haití (38,5%), Paraguay (48,5%) y Nicaragua (49,4%) el sobrepeso afecta a más de la mitad de la población de todos los países de la región, siendo Chile (63%), México (64 %) y Bahamas (69%) los que presentan las tasas más elevadas”, dice el informe.

Sin embargo, los expertos piden no minimizar el dato de que la región también ha logrado reducir considerablemente el hambre y hoy sólo un 5,5% de la población vive subalimentada, siendo el Caribe la subregión con la mayor prevalencia (19,8%).

“La región enfrenta una doble carga de la malnutrición que se combate con una alimentación balanceada y abordando los principales factores sociales que determinan la malnutrición”, como el mal uso de la tierra, la falta de acceso a alimentos saludables, a agua y saneamiento y a servicios de educación y salud, explicó la directora de la OPS, Carissa Etienne.